Tarta de ricota y durazno, aprende a hacer esta sencilla receta ideal para sorprender a los invitados

By Pasión Paternal

Deliciosa combinación de sabores: Tarta de ricota y durazno

La tarta de ricota y durazno es un postre clásico que combina la suavidad de la ricota con la dulzura de los duraznos para crear una explosión de sabores en cada bocado. Es una receta sencilla de preparar y perfecta para sorprender a tus invitados en cualquier ocasión. Aprende a hacer esta deliciosa tarta y conviértete en el chef estrella de tus reuniones.

Ingredientes necesarios

Para preparar la tarta de ricota y durazno, necesitarás los siguientes ingredientes:

– 1 base de masa para tarta (puedes utilizar masa quebrada o masa brisa)
– 500 gramos de ricota
– 3 huevos
– 100 gramos de azúcar
– 1 cucharadita de esencia de vainilla
– 1 lata de duraznos en almíbar
– Mermelada de durazno (opcional)
– Azúcar impalpable para decorar

Pasos para preparar la tarta de ricota y durazno

Paso 1: Preparar la base de la tarta

Lo primero que debes hacer es precalentar el horno a 180°C. Luego, coloca la masa para tarta en un molde desmontable y pincha la base con un tenedor para evitar que se formen burbujas durante la cocción. Hornea la masa durante aproximadamente 10 minutos, hasta que esté ligeramente dorada.

Paso 2: Preparar el relleno de ricota

En un bol, mezcla la ricota con los huevos, el azúcar y la esencia de vainilla. Bate la mezcla hasta que quede homogénea y sin grumos. Vierte esta preparación sobre la base de la tarta ya horneada.

Paso 3: Añadir los duraznos

Escurre los duraznos en almíbar y córtalos en gajos. Coloca los gajos de durazno sobre la mezcla de ricota, distribuyéndolos de manera uniforme por toda la tarta.

Tal vez también te interese leer  Los 3 signos del horóscopo que tendrán una enorme riqueza del 15 al 21 de julio, según la astrología

Paso 4: Hornear la tarta

Lleva la tarta al horno precalentado a 180°C y hornea durante aproximadamente 30 minutos, o hasta que la superficie esté dorada y la mezcla de ricota esté cuajada.

Decoración y presentación

Una vez lista la tarta, retírala del horno y déjala enfriar antes de desmoldarla. Puedes decorar la tarta espolvoreando azúcar impalpable por encima o añadiendo un poco de mermelada de durazno para darle un toque extra de sabor. Sirve la tarta de ricota y durazno acompañada de una bola de helado de vainilla o crema chantilly.

Sugerencias y variaciones

– Puedes agregar almendras fileteadas o nueces a la mezcla de ricota para darle un toque crujiente a la tarta.
– Si prefieres un sabor más cítrico, puedes sustituir los duraznos por rodajas de durazno fresco o piña en almíbar.
– Para una versión más saludable, utiliza edulcorante en lugar de azúcar y opta por una base de masa integral o sin gluten.

¡Disfruta de esta exquisita tarta!

La tarta de ricota y durazno es una opción deliciosa y fácil de preparar para cualquier ocasión. Sorprende a tus invitados con esta combinación de sabores suaves y dulces que seguro conquistará a todos. Sigue los pasos de esta receta y conviértete en un experto en la cocina. ¡Buen provecho!

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario