¿Son normales los estornudos en bebés recién nacidos?

By Pasión Paternal

Los bebés recién nacidos suelen experimentar una serie de fenómenos que pueden ser preocupantes para los padres, y los estornudos no escapan a esta lista. A menudo, los padres se preguntan si es normal que sus bebés estornuden con tanta frecuencia y si esto puede indicar algún problema de salud. En este artículo, abordaremos la cuestión de si los estornudos son normales en los bebés recién nacidos y explicaremos algunas de las posibles causas detrás de este fenómeno.

¿Por qué estornudan los bebés recién nacidos?

Los estornudos en los bebés recién nacidos son relativamente comunes y pueden ser causados por diversas razones. Una de las causas más comunes de los estornudos en los bebés es la presencia de mucosidad en las vías respiratorias. Los bebés nacen con conductos nasales estrechos y una nariz pequeña, lo que puede dificultar la expulsión de la mucosidad de manera eficiente. Esto puede provocar que los bebés estornuden con frecuencia como mecanismo natural para despejar las vías respiratorias.

Además, los bebés recién nacidos tienen un sistema inmunológico inmaduro, lo que los hace más propensos a contraer infecciones o resfriados. Estas infecciones respiratorias pueden producir congestión nasal y mucosidad en las vías respiratorias, lo que a su vez puede causar estornudos en los bebés. En estos casos, los estornudos suelen ir acompañados de otros síntomas como tos, fiebre o secreción nasal.

Otra posible causa de los estornudos en los bebés recién nacidos es la irritación de las vías respiratorias debido a factores externos como el polvo, el humo del tabaco, los cambios bruscos de temperatura o los alérgenos presentes en el ambiente. Estos factores pueden desencadenar estornudos en los bebés y dificultar su respiración.

Tal vez también te interese leer  Cómo portear a tu bebé en verano

¿Cuándo los estornudos en los bebés pueden ser motivo de preocupación?

Si bien los estornudos en los bebés recién nacidos suelen ser normales y no representan un motivo de preocupación, existen situaciones en las que pueden indicar la presencia de un problema de salud subyacente. Algunos de los síntomas que pueden acompañar a los estornudos y que requieren atención médica son:

Fiebre:

Si el bebé presenta fiebre junto con los estornudos, podría ser un indicio de que está luchando contra una infección. En estos casos, es importante consultar a un pediatra para determinar la causa de la fiebre y recibir el tratamiento adecuado.

Secreción nasal persistente:

Si los estornudos van acompañados de una secreción nasal constante y de color verde o amarillo, podría ser un signo de una infección en las vías respiratorias. En estos casos, es importante buscar atención médica para recibir el tratamiento necesario.

Dificultad para respirar:

Si el bebé presenta dificultad para respirar, jadeo o sibilancias junto con los estornudos, podría ser señal de que sus vías respiratorias están obstruidas. En estos casos, es crucial acudir de inmediato al médico para recibir atención médica urgente.

¿Cómo ayudar a los bebés a aliviar los estornudos?

Si los estornudos en los bebés recién nacidos no están acompañados de otros síntomas preocupantes, es posible ayudarles a aliviar esta molestia de forma natural. Algunas recomendaciones para ayudar a los bebés a aliviar los estornudos son:

Mantener el ambiente libre de alérgenos:

Evitar la exposición del bebé a alérgenos como el polen, el polvo o los ácaros puede ayudar a reducir los estornudos y la congestión nasal. Mantener la habitación del bebé limpia y bien ventilada también puede contribuir a mejorar su respiración.

Tal vez también te interese leer  Dónde se sienten las pataditas del bebé cuando está encajado

Lavar la nariz con suero fisiológico:

Utilizar suero fisiológico o solución salina para limpiar las fosas nasales del bebé puede ayudar a eliminar la mucosidad y reducir los estornudos. Es importante utilizar un suero específico para bebés y seguir las indicaciones del pediatra.

Usar un humidificador:

Utilizar un humidificador en la habitación del bebé puede ayudar a mantener la humedad del aire y facilitar la respiración. Esto puede ser especialmente útil durante los meses de invierno o en ambientes muy secos.

Evitar el humo del tabaco:

El humo del tabaco puede irritar las vías respiratorias del bebé y empeorar los estornudos. Es importante evitar fumar cerca del bebé y mantener el ambiente libre de humo para proteger su salud respiratoria.

Conclusión

En resumen, los estornudos en los bebés recién nacidos suelen ser normales y no representan un motivo de preocupación, siempre y cuando no estén acompañados de otros síntomas graves. Sin embargo, si los estornudos van acompañados de fiebre, secreción nasal persistente o dificultad para respirar, es importante buscar atención médica para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado. Ayudar a los bebés a aliviar los estornudos de forma natural puede contribuir a mejorar su confort y bienestar. Siempre es recomendable consultar con un pediatra ante cualquier duda o preocupación sobre la salud del bebé.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario