Síntomas y tratamiento de la infección de orina en el embarazo

By Pasión Paternal

Síntomas y tratamiento de la infección de orina en el embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios que pueden hacerla más propensa a sufrir de infecciones urinarias. Estas infecciones, también conocidas como cistitis, son bastante comunes durante el embarazo y pueden causar malestar e incomodidad. Por esta razón, es importante estar consciente de los síntomas y el tratamiento adecuado para prevenir complicaciones.

Síntomas de infección de orina durante el embarazo

Los síntomas de una infección de orina o cistitis durante el embarazo pueden variar en intensidad, pero suelen incluir los siguientes:

– Dolor o ardor al orinar
– Necesidad frecuente de orinar, aunque se expulse poca cantidad de orina
– Orina de olor fuerte
– Orina turbia o con sangre
– Dolor en la parte baja del abdomen o en la zona pélvica
– Sensación de presión en la vejiga
– Fatiga y debilidad
– Fiebre

Es importante tener en cuenta que algunas mujeres embarazadas pueden no presentar síntomas evidentes, por lo que es fundamental realizar controles regularmente para detectar posibles infecciones de orina.

Causas de la infección de orina en el embarazo

Durante el embarazo, la mujer experimenta una serie de cambios en su cuerpo que pueden aumentar el riesgo de contraer una infección de orina. Algunas de las razones por las que las mujeres embarazadas son más propensas a sufrir de cistitis incluyen:

– El crecimiento del útero, que puede presionar la vejiga y dificultar la expulsión completa de la orina.
– Cambios hormonales que pueden hacer que las bacterias proliferen en el tracto urinario.
– La dilatación de los uréteres debido a la presencia de progesterona, lo que puede dificultar el vaciado completo de la vejiga.
– La presencia de niveles elevados de azúcar en la orina, lo que proporciona un ambiente propicio para el crecimiento de bacterias.

Tal vez también te interese leer  Por qué me dan punzadas en el ano en el embarazo y cómo tratarlas

Tratamiento de la infección de orina en el embarazo

El tratamiento de la infección de orina durante el embarazo debe ser supervisado por un médico para asegurar la seguridad tanto de la madre como del bebé. En general, el tratamiento suele incluir el uso de antibióticos que sean seguros para el embarazo, como nitrofurantoína, cefalexina o amoxicilina.

Es importante tomar el tratamiento durante el tiempo indicado por el médico para asegurar la completa eliminación de la infección. Además, es recomendable aumentar la ingesta de líquidos y mantener una higiene adecuada para prevenir la recurrencia de las infecciones de orina.

Prevención de la infección de orina en el embarazo

Existen una serie de medidas que pueden ayudar a prevenir la aparición de infecciones de orina durante el embarazo, entre las que se incluyen:

– Mantener una adecuada higiene íntima, evitando el uso de jabones perfumados o duchas vaginales.
– Vaciar la vejiga completamente al orinar.
– Mantener una buena hidratación, bebiendo al menos ocho vasos de agua al día.
– Evitar retener la orina por periodos prolongados.
– Utilizar ropa interior de algodón y evitar prendas ajustadas.
– Orinar antes y después de las relaciones sexuales.
– No retener la necesidad de orinar.

Consecuencias de la infección de orina no tratada en el embarazo

Si una infección de orina no se trata adecuadamente durante el embarazo, puede ocasionar complicaciones tanto para la madre como para el bebé. Algunas de estas complicaciones incluyen:

– Aumento del riesgo de parto prematuro.
– Mayor probabilidad de desarrollar infecciones de las vías urinarias altas, como pielonefritis.
– Mayor riesgo de que el bebé nazca con bajo peso.
– Mayor propensión a desarrollar una infección neonatal durante el parto.

Tal vez también te interese leer  Qué significa el malestar estomacal en las primeras semanas de embarazo

Por esta razón, es fundamental que las mujeres embarazadas que presenten síntomas de infección de orina acudan a consulta médica para recibir el tratamiento adecuado y prevenir posibles complicaciones.

Conclusiones

En conclusión, las infecciones de orina durante el embarazo son un problema común que puede causar malestar e incomodidad. Es crucial estar al tanto de los síntomas y buscar tratamiento médico adecuado para prevenir complicaciones tanto para la madre como para el bebé. Mediante la adopción de medidas de prevención y el seguimiento de las indicaciones del médico, es posible reducir el riesgo de sufrir de infecciones de orina durante el embarazo.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario