Siete consejos de una experta en altas capacidades para las celebraciones de Navidad

By Pasión Paternal

7 consejos de una experta en altas capacidades para las celebraciones de Navidad

La Navidad es una época de alegría, amor y celebración en la que las familias se reúnen para compartir momentos especiales. Sin embargo, para los niños con altas capacidades, estas celebraciones pueden suponer un reto, ya que pueden sentirse abrumados por el bullicio, la estimulación sensorial o la presión social. Por ello, es importante que los padres y cuidadores de niños con altas capacidades estén preparados para apoyarles durante estas fechas. A continuación, te presentamos siete consejos de una experta en altas capacidades para que las celebraciones de Navidad sean disfrutables para todos.

1. Preparación

La preparación es clave para que los niños con altas capacidades puedan disfrutar de las celebraciones navideñas. Antes de asistir a cualquier evento, es importante hablar con el niño sobre lo que va a suceder, quién estará presente, cuál será el horario, etc. Esto les ayudará a sentirse más seguros y preparados para afrontar la situación.

Además, si el niño tiene alguna sensibilidad sensorial, es importante tener en cuenta el entorno en el que se va a celebrar la Navidad. Puede ser útil llevar tapones para los oídos o gafas de sol, en caso de que haya luces o sonidos que les resulten molestos.

2. Planificar tiempos de descanso

Las celebraciones navideñas suelen ser largas y ajetreadas, lo que puede resultar agotador para cualquier niño, pero especialmente para aquellos con altas capacidades. Por ello, es importante planificar tiempos de descanso durante las fiestas. Esto les permitirá recargar energías y afrontar el resto del evento con más calma.

Tal vez también te interese leer  Las promesas de calma no bastan: el desafío diario de no levantar la voz a los niños

Además, es importante que los padres y cuidadores estén atentos a las señales de cansancio o estrés del niño, y estén dispuestos a retirarse si es necesario para que puedan descansar.

3. Permitir el tiempo de inactividad

Muchas veces, durante las celebraciones navideñas se lleva a cabo una agenda apretada llena de actividades, visitas y eventos sociales. Sin embargo, para un niño con altas capacidades, esto puede resultar abrumador. Es importante permitirles pasar tiempo a solas, disfrutando de actividades más tranquilas y relajadas. Esto les ayudará a recargar energías y a mantenerse equilibrados emocionalmente.

4. Respetar sus límites

Es fundamental respetar los límites del niño con altas capacidades durante las celebraciones navideñas. Esto significa no forzarles a participar en actividades que les resulten incómodas o estresantes, respetar su necesidad de espacio y tranquilidad, y estar dispuestos a retirarse si la situación se vuelve demasiado abrumadora para ellos.

Además, es importante establecer pautas claras con familiares y amigos para que puedan comprender y respetar los límites del niño. Esto ayudará a evitar situaciones incómodas durante las celebraciones.

5. Proveer de estímulos adecuados

Los niños con altas capacidades suelen tener un nivel de estimulación sensorial más alto que el promedio, lo que significa que pueden sentirse abrumados por los estímulos presentes durante las celebraciones navideñas. Por ello, es importante proporcionarles estímulos adecuados que les ayuden a regular su nivel de activación.

Por ejemplo, es posible que necesiten llevar consigo objetos sensoriales para jugar o relajarse, encontrar un lugar tranquilo para descansar o simplemente tener la opción de retirarse a un lugar más tranquilo si la situación se vuelve demasiado abrumadora.

6. Fomentar la comunicación abierta

Durante las celebraciones navideñas, es importante fomentar la comunicación abierta con el niño para que puedan expresar sus necesidades, miedos o preocupaciones. Esto les hará sentir que se les está escuchando y apoyando, lo que les ayudará a afrontar mejor la situación.

Tal vez también te interese leer  ¿Tienes un hijo de alta demanda? Guía práctica para satisfacer sus necesidades sin morir en el intento

Además, es importante estar atento a señales no verbales, como cambios en el comportamiento o el estado de ánimo, que puedan indicar que el niño se siente abrumado o incómodo. Estas señales pueden ser el indicador de que es hora de retirarse o dar un tiempo de descanso.

7. Buscar actividades que despierten su interés

Durante las celebraciones navideñas, es importante buscar actividades que despierten el interés del niño con altas capacidades y les ayuden a sentirse cómodos y disfrutar de la temporada. Esto puede incluir juegos que estimulen su mente, conversaciones interesantes o la participación en actividades creativas, como la decoración de la casa o la elaboración de manualidades.

También es importante tener en cuenta los intereses del niño a la hora de elegir regalos, ya que esto les hará sentirse comprendidos y valorados.

Conclusiones

Las celebraciones navideñas pueden suponer un reto para los niños con altas capacidades, pero con la preparación adecuada y el apoyo de sus padres y cuidadores, es posible que disfruten de estas fechas tan especiales. Siguiendo los consejos de una experta en altas capacidades, es posible que las celebraciones de Navidad sean una experiencia positiva para todos.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario