‘Regla de los nueve minutos’: el hábito avalado por la neurociencia que mejora cada día el desarrollo y el comportamiento de los niños

By Pasión Paternal

La regla de los 9 minutos: un hábito respaldado por la neurociencia

La crianza de los niños es una tarea que conlleva una gran responsabilidad, ya que de ella dependerá en gran medida su desarrollo emocional, social e intelectual. En este sentido, la neurociencia ha demostrado que existen ciertas estrategias y hábitos que pueden ser beneficiosos para el crecimiento de los más pequeños, entre ellos destaca la regla de los 9 minutos.

¿En qué consiste la regla de los 9 minutos?

La regla de los 9 minutos es un hábito que consiste en dedicar 9 minutos al día de atención exclusiva a nuestros hijos. Durante ese tiempo, se trata de establecer una conexión emocional y afectiva con los pequeños, brindándoles todo nuestro tiempo y nuestra presencia de forma incondicional.

Este hábito puede realizarse en cualquier momento del día, ya sea por la mañana antes de ir al colegio, por la tarde al llegar a casa o por la noche antes de dormir. Lo importante es que esos 9 minutos sean de calidad, libres de distracciones y centrados en fortalecer el vínculo con los niños.

Beneficios de la regla de los 9 minutos

Son diversos los beneficios que aporta la regla de los 9 minutos en el desarrollo y comportamiento de los niños. Entre los más destacados se encuentran los siguientes:

Fortalecimiento del vínculo afectivo:

Dedicar tiempo de calidad a los niños les hace sentirse amados, valorados y seguros. Esto fortalece el vínculo afectivo entre padres e hijos, lo cual es fundamental para su desarrollo emocional.

Mejora de la autoestima:

El tiempo y la atención exclusiva que se les brinda a los niños a través de la regla de los 9 minutos contribuyen a fortalecer su autoestima y confianza en sí mismos. Sentirse escuchados y comprendidos por sus padres les ayuda a sentirse más seguros de sí mismos.

Tal vez también te interese leer  Las 10 reglas vitales de la educación emocional para educar a tus hijos

Estímulo del desarrollo cognitivo:

Durante esos 9 minutos de atención exclusiva, los niños tienen la oportunidad de expresar sus emociones, ideas y pensamientos, lo cual estimula su desarrollo cognitivo y les ayuda a desarrollar habilidades de comunicación.

Reducción del estrés:

La regla de los 9 minutos proporciona a los niños un espacio seguro y de confianza donde pueden expresar sus emociones y sentirse comprendidos. Esto les ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, promoviendo un ambiente emocionalmente saludable.

Consejos para implementar la regla de los 9 minutos

Para poder llevar a cabo la regla de los 9 minutos de manera efectiva, es importante tener en cuenta ciertos consejos que facilitarán su integración en la rutina diaria:

Establecer un momento fijo:

Es recomendable establecer un momento fijo cada día para dedicar los 9 minutos de atención exclusiva a los niños, de esta manera se crea una rutina que facilita la integración del hábito.

Eliminar distracciones:

Durante esos 9 minutos es fundamental eliminar cualquier distracción que pueda interrumpir la conexión con los niños, ya sea apagando el teléfono móvil o la televisión, y enfocando toda la atención en ellos.

Fomentar la comunicación:

Durante el tiempo de atención exclusiva, es importante fomentar la comunicación con los niños, escuchando activamente sus palabras, expresando interés en sus pensamientos y emociones, y mostrando empatía hacia sus experiencias.

Crear un ambiente positivo:

Es fundamental crear un ambiente positivo y de confianza durante los 9 minutos, donde los niños se sientan seguros y libres para expresarse sin miedo a ser juzgados.

La importancia de la atención plena en la crianza de los niños

La regla de los 9 minutos se basa en el concepto de la atención plena, que consiste en prestar atención de forma consciente y sin juicios al momento presente. La atención plena en la crianza de los niños tiene numerosos beneficios, ya que permite a los padres conectarse de manera más profunda con sus hijos, comprender sus necesidades y emociones, y fortalecer el vínculo afectivo entre ellos.

Tal vez también te interese leer  Adiós al chupete

Además, la atención plena ayuda a los padres a gestionar el estrés y la ansiedad que puede surgir en la crianza de los niños, permitiéndoles mantener la calma y la paciencia en situaciones difíciles. Asimismo, favorece el desarrollo de la empatía hacia los pequeños, lo cual es fundamental para su crecimiento emocional y social.

En este sentido, la regla de los 9 minutos se convierte en una herramienta valiosa para practicar la atención plena en la crianza de los niños, ya que brinda un espacio de conexión emocional y afectiva que favorece el desarrollo integral de los más pequeños.

Conclusiones

En definitiva, la regla de los 9 minutos es un hábito respaldado por la neurociencia que puede tener un impacto positivo en el desarrollo y comportamiento de los niños. Dedicar 9 minutos al día de atención exclusiva a los pequeños no solo fortalece el vínculo afectivo entre padres e hijos, sino que también contribuye al estímulo del desarrollo cognitivo, la mejora de la autoestima y la reducción del estrés en los niños.

Por tanto, incorporar la regla de los 9 minutos en la rutina diaria de la crianza de los niños puede ser una forma efectiva de promover su bienestar emocional y su desarrollo integral. ¡No esperes más y comienza a practicarla hoy mismo!

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario