Por qué mi bebé se retuerce y puja mucho y cómo ayudarle

By Pasión Paternal

Por qué mi bebé se retuerce y puja mucho y cómo ayudarle

Los primeros meses de vida de un bebé pueden ser un desafío para los padres, especialmente si el bebé parece estar incómodo, se retuerce y pujas mucho. Estos comportamientos pueden causar preocupación y estrés en los padres, pero es importante entender que son comportamientos normales en el desarrollo del bebé. En este artículo, exploraremos las posibles razones por las cuales un bebé se retuerce y puja mucho, y cómo los padres pueden ayudar a su bebé a sentirse más cómodo.

El desarrollo del sistema digestivo del bebé

Durante los primeros meses de vida, el sistema digestivo de un bebé aún está en desarrollo. Esto significa que puede experimentar problemas para digerir la comida, lo que a menudo resulta en molestias estomacales y gases. El retorcimiento y el pujar son formas naturales en las que el bebé intenta aliviar estas molestias.

Es importante tener en cuenta que el sistema digestivo de un bebé es inmaduro, lo que puede causar que tenga dificultades para expulsar los gases y las heces, lo que puede resultar en incomodidad y llanto. A medida que el bebé crezca, su sistema digestivo madurará y estos problemas disminuirán.

El cólico del lactante

El cólico del lactante es un trastorno común que afecta a muchos bebés durante los primeros meses de vida. Se caracteriza por episodios de llanto intenso y prolongado, especialmente durante las tardes y las noches. Durante estos episodios, es común que el bebé se retuerza y puje en un intento de aliviar su malestar.

Aunque la causa exacta del cólico del lactante no se conoce con certeza, se cree que puede estar relacionada con la inmadurez del sistema digestivo del bebé, la sensibilidad a ciertos alimentos o a la ansiedad parental. Afortunadamente, el cólico del lactante tiende a desaparecer por sí solo alrededor de los tres o cuatro meses de edad, a medida que el sistema digestivo del bebé madura.

Tal vez también te interese leer  Mi bebé llora todo el tiempo que está despierto: por qué y qué hacer

La lactancia materna y la fórmula

La alimentación del bebé puede tener un impacto significativo en su sistema digestivo y su confort. Tanto la lactancia materna como la fórmula pueden causar problemas de digestión en los bebés, lo que a su vez puede llevar a que se retuerzan y pujen más de lo normal.

Las madres que amamantan pueden notar que ciertos alimentos que consumen, como los lácteos, las crucíferas, o las comidas picantes, pueden causar malestar a su bebé a través de la leche materna. Por otro lado, algunas fórmulas infantiles pueden no ser adecuadas para el sistema digestivo de ciertos bebés, lo que también puede dar lugar a incomodidad y retorcimientos.

Si notas que tu bebé se retuerce y puja mucho después de alimentarlo, puede ser útil mantener un diario de alimentos para identificar si hay algún alimento que cause malestar en tu bebé. Además, es importante consultar con el pediatra antes de realizar cambios en la dieta de tu bebé.

Movimientos y ejercicios para ayudar al bebé

Cuando un bebé se siente incómodo debido a problemas digestivos, puede ser útil realizar movimientos y ejercicios que lo ayuden a aliviar su malestar. Estos movimientos pueden incluir masajes suaves en la barriga del bebé, movimientos de piernas suaves, y levantar las piernas del bebé hacia su barriga para ayudar a liberar los gases.

Además, es importante recordar que el contacto físico es fundamental para el bienestar del bebé. Sostener al bebé en brazos, llevarlo en un portabebés o mecerlo suavemente puede ayudar a calmar su malestar y hacer que se sienta más cómodo.

La importancia de la hora de acostarse

La hora de acostarse puede tener un impacto significativo en la comodidad y el bienestar del bebé. Es importante establecer una rutina regular para ayudar al bebé a prepararse para dormir, lo que puede incluir baños relajantes, masajes suaves y ambiente tranquilo y acogedor.

Tal vez también te interese leer  Los mejores gimnasios para bebés calidad precio

Además, la posición en la que el bebé duerme también puede influir en su comodidad. Algunos bebés pueden beneficiarse de dormir en una posición ligeramente elevada para ayudar a aliviar las molestias digestivas. Es importante consultar con el pediatra antes de realizar cambios en la posición de dormir de tu bebé.

Cuándo buscar ayuda médica

Si notas que tu bebé se retuerce y pujas mucho de manera persistente, o si muestra signos de malestar significativo, es importante buscar ayuda médica. Un pediatra puede evaluar a tu bebé y determinar si hay algún problema de salud subyacente que esté causando su malestar.

Además, si tu bebé no ha tenido una evacuación intestinal en varios días, o si muestra signos de malestar intenso, como fiebre, vómitos o pérdida de apetito, es importante buscar ayuda médica de inmediato.

En conclusión, los bebés se retuercen y puja mucho como parte natural de su desarrollo y en respuesta a problemas digestivos. Los padres pueden ayudar a sus bebés a sentirse más cómodos mediante el uso de movimientos suaves, la atención a su dieta, la implementación de rutinas de sueño saludables y buscando ayuda médica si es necesario. Con paciencia y atención, los padres pueden ayudar a sus bebés a superar las molestias digestivas y sentirse más cómodos en general.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario