Meriendas divertidas y naturales para los más peques en verano

By Pasión Paternal

Meriendas divertidas y naturales para los más peques en verano

Se acerca el verano y con él llegan las altas temperaturas, las vacaciones escolares y la diversión al aire libre. Es importante mantener a los niños bien alimentados para que tengan la energía necesaria para disfrutar de sus días de descanso. En este artículo te presentamos algunas ideas de meriendas divertidas y naturales para los más pequeños durante el verano.

Smoothies de frutas

Una opción refrescante y nutritiva para las meriendas de verano son los smoothies de frutas. Puedes combinar diferentes frutas como plátano, fresas, mango, piña o sandía en la licuadora junto con un poco de agua o leche para obtener una bebida deliciosa y saludable. Los niños disfrutarán de los colores y sabores de estos smoothies y estarán consumiendo una buena dosis de vitaminas y minerales.

Brochetas de frutas

Para una merienda más divertida, puedes preparar brochetas de frutas. Corta en trozos pequeños frutas como uvas, fresas, kiwi, melón y piña, y ensártalas en palitos para hacer coloridas brochetas. Puedes agregar un poco de yogurt natural o miel para darle un toque extra de sabor. Estas brochetas son una opción práctica y divertida para que los niños coman frutas de una manera diferente.

Helados caseros de frutas

Otra opción refrescante para el verano son los helados caseros de frutas. Puedes prepararlos fácilmente en casa con ingredientes naturales y sin añadir azúcares añadidos. Por ejemplo, puedes hacer helados de plátano congelando rodajas de plátano y luego batiéndolas en la licuadora hasta obtener una textura cremosa. También puedes probar con helados de fresa, mango o cualquier otra fruta que les guste a los niños.

Tal vez también te interese leer  Ibuprofeno y embarazo: riesgos para el bebé

Mini sandwiches de pan integral

Los mini sandwiches de pan integral son una opción saludable y deliciosa para las meriendas de los niños en verano. Puedes rellenarlos con ingredientes como jamón y queso, aguacate y tomate, pollo a la parrilla o crema de cacahuetes y plátano. Corta los sandwiches en formas divertidas con cortadores de galletas para darles un toque especial y atractivo para los más pequeños.

Palomitas de maíz caseras

Las palomitas de maíz son un snack clásico que a los niños les encanta. En lugar de comprar las palomitas en bolsas preenvasadas que suelen contener aditivos y conservantes, puedes prepararlas en casa de forma natural y saludable. Solo necesitas maíz para palomitas, aceite de coco o mantequilla y un poco de sal. Puedes añadirles también un toque de canela o cacao en polvo para variar los sabores.

Fruta fresca con crema de cacahuetes

Una combinación deliciosa y nutritiva para las meriendas de verano es la fruta fresca con crema de cacahuetes. Puedes cortar rodajas de manzana, pera, plátano o apio y untarles un poco de crema de cacahuetes. Esta mezcla de sabores dulces y salados es muy atractiva para los niños y les proporciona una buena dosis de proteínas y grasas saludables.

Conclusión

Las meriendas son una parte importante en la alimentación de los niños, ya que les proporcionan la energía necesaria para afrontar su día a día. En verano, es importante ofrecerles opciones frescas, saludables y divertidas para que disfruten al máximo de sus vacaciones. Con las ideas presentadas en este artículo, podrás preparar meriendas naturales y creativas para los más pequeños durante los días calurosos de verano. ¡A disfrutar!

Tal vez también te interese leer  El nuevo protocolo para mujeres embarazadas de Castilla y León explicado en cuatro puntos

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario