La técnica para memorizar en cuatro pasos sencillos de un Premio Nobel que sirve para enseñar a los niños

By Pasión Paternal

La técnica para memorizar en cuatro pasos sencillos de un Premio Nobel que sirve para enseñar a los niños

La memoria es una herramienta fundamental en el proceso de aprendizaje, ya que nos permite retener información y utilizarla cuando la necesitamos. A lo largo de la historia, se han desarrollado diferentes técnicas para mejorar la memoria, una de las cuales fue creada por el psicólogo y premio Nobel de Medicina, Eric Kandel.

Kandel es conocido por sus investigaciones sobre la memoria y el aprendizaje, y ha desarrollado una técnica de memorización en cuatro pasos sencillos que es ideal para enseñar a los niños. Esta técnica se basa en la asociación de conceptos y la repetición, elementos clave para fijar información en la memoria a largo plazo.

Paso 1: Entender el concepto

El primer paso de la técnica de memorización de Eric Kandel es asegurarse de que se entiende completamente el concepto que se quiere recordar. Antes de intentar memorizar algo, es importante comprender de qué se trata, cuáles son sus componentes y cómo se relaciona con otros conceptos que ya se conocen.

Para enseñar a los niños este paso, es importante explicarles el concepto de forma clara y sencilla, utilizando ejemplos y analogías que les resulten familiares. De esta manera, los niños podrán asimilar la información de una manera más efectiva y estarán preparados para pasar al siguiente paso.

Paso 2: Asociar el concepto con algo familiar

El segundo paso de la técnica de memorización consiste en asociar el concepto que se quiere recordar con algo que ya es familiar para el niño. Esta asociación facilita la retención de la información, ya que el cerebro tiende a recordar mejor aquello que está relacionado con experiencias previas.

Tal vez también te interese leer  Empieza a relacionarse con los demás

Para enseñar a los niños este paso, se pueden utilizar juegos y actividades que fomenten la asociación de ideas. Por ejemplo, se puede pedir a los niños que dibujen o representen de alguna manera el concepto que están intentando memorizar, relacionándolo con objetos, personas o situaciones que les resulten familiares.

Paso 3: Repetir la información

La repetición es una estrategia clave para fijar la información en la memoria a largo plazo. Una vez que el niño ha entendido el concepto y lo ha asociado con algo familiar, es importante que repita la información varias veces para reforzarla.

Para enseñar a los niños este paso, se pueden utilizar diferentes técnicas de estudio, como la repetición espaciada o la elaboración de tarjetas de memoria. Estas herramientas les permitirán repasar la información de forma periódica y consolidarla en su memoria a largo plazo.

Paso 4: Aplicar el conocimiento en situaciones reales

El último paso de la técnica de memorización de Eric Kandel consiste en aplicar el conocimiento adquirido en situaciones reales. Esta aplicación práctica ayuda a fortalecer la memoria y a transferir el aprendizaje a contextos diferentes, lo que mejora la comprensión y retención de la información.

Para enseñar a los niños este paso, se pueden plantear situaciones reales en las que puedan utilizar el concepto aprendido. Por ejemplo, se les puede pedir que resuelvan problemas o que expliquen el concepto a otras personas, lo que les ayudará a afianzar su conocimiento y a desarrollar habilidades de razonamiento y comunicación.

Conclusiones

La técnica de memorización en cuatro pasos sencillos de Eric Kandel es una herramienta eficaz para mejorar la memoria y el aprendizaje en los niños. Al seguir estos pasos y fomentar la comprensión, la asociación, la repetición y la aplicación práctica del conocimiento, los niños pueden adquirir habilidades de estudio más efectivas y desarrollar una memoria más sólida.

Tal vez también te interese leer  ¿Qué son los sustantivos? Explicación para niños

Es importante recordar que cada niño es único y puede responder de manera diferente a las técnicas de memorización, por lo que es importante adaptar la enseñanza a las necesidades individuales de cada estudiante. Con paciencia y constancia, los niños pueden aprender a memorizar de manera eficaz y a utilizar esta habilidad en su proceso de aprendizaje continuo.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario