La sensata recomendación de Lucía “mi pediatra” para la hora del desayuno

By Pasión Paternal

La importancia del desayuno en la alimentación de los niños

El desayuno es considerado por muchos expertos en nutrición como la comida más importante del día, especialmente para los niños. Durante la noche, el cuerpo descansa y el metabolismo se ralentiza, por lo que al despertar es fundamental proporcionar los nutrientes necesarios para reactivar el organismo y comenzar el día con energía.

En el caso de los niños, el desayuno cobra aún más importancia, ya que proporciona la energía necesaria para afrontar la jornada escolar, mejorar su concentración y rendimiento académico, y favorecer un adecuado crecimiento y desarrollo físico. Por lo tanto, es fundamental que los padres y cuidadores presten especial atención a la calidad y variedad de alimentos que ofrecen a sus hijos en esta primera comida del día.

La recomendación de Lucía «mi pediatra» para el desayuno

Lucía Galán, conocida como «mi pediatra», es una reconocida pediatra española que cuenta con una amplia experiencia en el cuidado de la salud de los niños. En una de sus publicaciones en redes sociales, Lucía compartió una sensata recomendación para la hora del desayuno de los más pequeños, la cual ha sido muy bien recibida por padres y cuidadores.

Según Lucía, el desayuno ideal para los niños debe estar compuesto por una combinación equilibrada de alimentos que aporten los nutrientes necesarios para un óptimo desarrollo y crecimiento. Entre las recomendaciones de «mi pediatra» para el desayuno de los niños se encuentran:

1. Incluir alimentos de todos los grupos alimenticios

Es importante que el desayuno de los niños contenga alimentos provenientes de todos los grupos alimenticios, como frutas, cereales integrales, lácteos y proteínas. De esta manera, se asegura una adecuada ingesta de vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas saludables, que son esenciales para el correcto funcionamiento del organismo.

Tal vez también te interese leer  Renueva la zona de estudio de tus hijos con los nuevos escritorios y sillas infantiles de FlexiSpot

2. Evitar el exceso de alimentos ultraprocesados

Los alimentos ultraprocesados, como cereales azucarados, galletas y bollería industrial, suelen estar presentes en muchos desayunos infantiles debido a su comodidad y atractivo para los más pequeños. Sin embargo, estos productos suelen ser ricos en azúcares, grasas saturadas y aditivos nocivos para la salud. Por ello, es importante limitar su consumo y optar por alternativas más saludables y naturales.

3. Priorizar los alimentos frescos y de temporada

Los alimentos frescos y de temporada son una excelente opción para el desayuno de los niños, ya que aportan una mayor cantidad de nutrientes y sabor. Frutas y verduras frescas, lácteos sin azúcares añadidos, huevos, frutos secos y cereales integrales son algunas de las opciones que se pueden incorporar en el desayuno de los más pequeños para garantizar una alimentación equilibrada.

Otras recomendaciones para un desayuno saludable

Además de las recomendaciones de Lucía «mi pediatra», existen otras pautas que pueden ayudar a los padres y cuidadores a ofrecer un desayuno saludable y nutritivo a los niños. Algunas de estas recomendaciones incluyen:

1. Planificar el desayuno con antelación

Planificar el desayuno con antelación permite organizar los alimentos disponibles en casa, asegurando que se cuenten con opciones saludables y variadas para ofrecer a los niños. Además, planificar el desayuno con antelación facilita la preparación de la comida en poco tiempo, lo que es especialmente útil en las mañanas con poco tiempo disponible.

2. Involucrar a los niños en la elección y preparación del desayuno

Involucrar a los niños en la elección y preparación del desayuno puede ser una excelente estrategia para fomentar hábitos alimenticios saludables desde una temprana edad. Permitirles elegir entre diferentes opciones, como frutas, cereales, yogur o tostadas, y participar en la preparación de la comida, puede aumentar su interés por la alimentación y favorecer un mayor consumo de alimentos saludables.

Tal vez también te interese leer  Sí, lo que pones en el plato de tu hijo influye en su coeficiente intelectual según la ciencia

3. Establecer horarios regulares para el desayuno

Establecer horarios regulares para el desayuno ayuda a crear rutinas alimenticias en los niños, lo que favorece una adecuada gestión del hambre y la saciedad. Además, desayunar a la misma hora todos los días ayuda a regular el metabolismo y a mantener niveles estables de energía a lo largo de la jornada.

Conclusión

En conclusión, el desayuno es una de las comidas más importantes del día, especialmente para los niños, ya que les proporciona la energía y los nutrientes necesarios para afrontar la jornada con vitalidad y rendimiento. Siguiendo las recomendaciones de Lucía «mi pediatra» y otras pautas para un desayuno saludable, los padres y cuidadores pueden contribuir a promover hábitos alimenticios adecuados en los más pequeños, favoreciendo su crecimiento, desarrollo y bienestar general. Recuerda que una alimentación equilibrada es clave para una vida saludable y feliz.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario