La razón por la que Álvaro Bilbao asegura que la voltereta es “una habilidad muy importante a nivel cerebral”

By Pasión Paternal

¿Qué es la voltereta y por qué es importante?

Álvaro Bilbao, neuropsicólogo y autor del libro «El cerebro del niño explicado a los padres», asegura que la voltereta es una habilidad muy importante a nivel cerebral. Pero, ¿qué es exactamente la voltereta y por qué es considerada tan relevante en el desarrollo cognitivo de los niños?

La voltereta es un movimiento corporal en el que una persona se mueve de forma ágil y rápida, realizando una especie de giro completo sobre sí misma. Es una habilidad motriz que implica coordinación, equilibrio y fuerza, y que generalmente se suele asociar con la práctica de la gimnasia o de actividades deportivas.

Desde el punto de vista de Álvaro Bilbao, la voltereta tiene un impacto significativo en el desarrollo del cerebro, ya que implica la integración de diferentes áreas cerebrales y estimula la plasticidad neuronal, es decir, la capacidad del cerebro para adaptarse y cambiar a lo largo de la vida.

Beneficios de la voltereta en el desarrollo cognitivo de los niños

Según Bilbao, la práctica regular de la voltereta en la infancia puede aportar una serie de beneficios a nivel cognitivo. Uno de los principales beneficios es que promueve la integración de los hemisferios cerebrales, lo que favorece el desarrollo de habilidades cognitivas como la atención, la memoria y el razonamiento lógico.

Además, la voltereta estimula la producción de neurotrofinas, unas proteínas que favorecen el crecimiento y la supervivencia de las neuronas, mejorando así la conectividad cerebral y fortaleciendo las redes neuronales involucradas en el aprendizaje y la memoria.

Otro beneficio importante de la voltereta es que promueve la liberación de sustancias químicas en el cerebro, como la dopamina y la serotonina, que tienen un efecto positivo en el estado de ánimo, la motivación y la capacidad para enfrentar desafíos.

Tal vez también te interese leer  ¡Empieza el cole! Cómo hacer más llevadero el periodo de adaptación

En resumen, la práctica de la voltereta puede contribuir de forma significativa al desarrollo cognitivo de los niños, potenciando sus habilidades mentales y emocionales de manera integral.

¿Cómo fomentar la práctica de la voltereta en los niños?

Ante la importancia de la voltereta en el desarrollo cognitivo de los niños, es fundamental fomentar su práctica desde edades tempranas. Pero, ¿cómo se puede incentivar a los niños a realizar este movimiento de forma segura y divertida?

Una forma de animar a los niños a practicar la voltereta es incorporarla en juegos y actividades recreativas, como circuitos de gimnasia, carreras de relevos o simplemente en el patio de recreo. Es importante que los adultos estén presentes para supervisar y guiar a los niños en la realización de la voltereta, asegurando que lo hagan de manera segura y adecuada a su edad y nivel de habilidad.

Además, es recomendable ofrecer a los niños un entorno seguro y espacioso donde puedan practicar la voltereta sin riesgo de lesionarse. Colchonetas, almohadas o espacios con superficies blandas son ideales para que los niños puedan rodar y girar con total confianza y comodidad.

Asimismo, es importante motivar a los niños a practicar la voltereta de forma regular, incorporándola como parte de su rutina de actividad física y fomentando su perseverancia y constancia en su práctica. De esta manera, los niños podrán disfrutar de los beneficios cognitivos y emocionales que la voltereta aporta a su desarrollo integral.

La importancia de la actividad física en el desarrollo cerebral de los niños

La afirmación de Álvaro Bilbao sobre la importancia de la voltereta como una habilidad cerebral crucial se enmarca dentro de un enfoque más amplio sobre la relación entre la actividad física y el desarrollo cognitivo en la infancia.

Tal vez también te interese leer  Cómo lograr que tu hijo de un año sea independiente

Numerosos estudios científicos han demostrado que la práctica regular de ejercicio físico en niños está asociada a mejoras significativas en diversas habilidades cognitivas, como la atención, la memoria, la capacidad de aprendizaje y el rendimiento académico. El ejercicio físico estimula la neurogénesis, es decir, la formación de nuevas neuronas, y promueve la liberación de factores de crecimiento cerebral que favorecen la conectividad neuronal y la plasticidad sináptica.

Por tanto, fomentar la actividad física en la infancia, incluyendo habilidades motoras como la voltereta, no solo contribuye al desarrollo físico y motor de los niños, sino que también potencia su desarrollo cognitivo y emocional, favoreciendo su bienestar integral y su éxito escolar.

Conclusiones

La voltereta es mucho más que un simple movimiento corporal: es una habilidad cerebral fundamental que puede marcar una diferencia significativa en el desarrollo cognitivo de los niños. La integración de la voltereta en la rutina de actividad física de los niños puede proporcionarles una serie de beneficios importantes para su salud cerebral y emocional, enriqueciendo su aprendizaje, su creatividad y su bienestar en general.

Por tanto, fomentar la práctica de la voltereta y de otras actividades físicas en la infancia es una inversión valiosa en el desarrollo integral de los niños, proporcionándoles las herramientas necesarias para potenciar su potencial cognitivo y emocional a lo largo de su vida.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario