¿Hay revisión pediátrica a los 15 meses?

By Pasión Paternal

En la etapa de la infancia, es fundamental el seguimiento médico periódico para garantizar un adecuado crecimiento y desarrollo del niño. Una de las consultas más importantes durante este periodo es la revisión pediátrica a los 15 meses, en la que se evalúan diversos aspectos de la salud y el bienestar del pequeño. En este artículo, abordaremos la importancia de esta revisión, los aspectos que se revisan durante la misma y algunos consejos para prepararse adecuadamente para este encuentro con el pediatra.

¿Por qué es importante la revisión pediátrica a los 15 meses?

La revisión pediátrica a los 15 meses es crucial para detectar posibles problemas de salud a tiempo y tomar las medidas necesarias para corregirlos. Durante esta consulta, el pediatra evaluará diferentes aspectos del desarrollo del niño, su crecimiento, su alimentación, su vacunación y su bienestar emocional, entre otros. Además, se aprovecha para aclarar dudas de los padres y brindarles orientación sobre temas relevantes para el cuidado del niño.

Uno de los aspectos fundamentales que se revisan en esta consulta es el desarrollo psicomotor del niño, es decir, la capacidad que tiene para coordinar sus movimientos, interactuar con su entorno y alcanzar hitos importantes en su crecimiento. También se evalúa su alimentación y su peso, para asegurarse de que está recibiendo los nutrientes necesarios para su crecimiento adecuado.

Además, en la revisión a los 15 meses se revisa el calendario de vacunación del niño, para garantizar que esté al día con las vacunas necesarias para protegerlo de enfermedades graves. También se evalúa el estado de su salud en general, si ha tenido alguna enfermedad reciente o si presenta algún síntoma que requiera atención médica.

Tal vez también te interese leer  Sobrepeso y obesidad: ¿un problema en la gestación?

Aspectos que se revisan en la consulta pediátrica a los 15 meses

Durante la revisión pediátrica a los 15 meses, el pediatra realizará una serie de pruebas y evaluaciones para determinar el estado de salud del niño. Algunos de los aspectos que se revisan en esta consulta son:

Desarrollo psicomotor:

Se evalúa la capacidad del niño para gatear, caminar, sostener objetos, comunicarse a través de gestos y balbuceos, entre otras habilidades. También se verifica si ha alcanzado los hitos de desarrollo esperados para su edad.

Alimentación y peso:

Se revisa la dieta del niño, su manera de comer, su apetito y su peso. Es importante evaluar si recibe una alimentación equilibrada y si está ganando peso de manera adecuada.

Vacunación:

Se verifica que el niño esté al día con las vacunas recomendadas para su edad y se aplica alguna vacuna que esté pendiente. Es importante mantener al niño protegido contra enfermedades infecciosas.

Salud en general:

Se revisa si el niño ha tenido problemas de salud recientes, si presenta algún síntoma o condición médica que requiera atención y se realizan pruebas de rutina para detectar posibles enfermedades.

Consejos para prepararse para la revisión pediátrica a los 15 meses

Para asegurar que la consulta pediátrica a los 15 meses sea lo más efectiva posible, es importante tomar algunas precauciones y prepararse adecuadamente para este encuentro con el pediatra. Algunos consejos para ello son:

– Llevar el carné de vacunación del niño, para verificar que esté al día con las vacunas correspondientes.
– Anotar cualquier duda o pregunta que se tenga sobre el desarrollo, la alimentación o la salud del niño, para poder consultarlas durante la consulta.
– Llevar una lista con los medicamentos que el niño esté tomando, en caso de que sea necesario.
– Estar preparado para hablar sobre la rutina diaria del niño, su alimentación, sus hábitos de sueño y sus actividades diarias.
– Ser sincero con el pediatra sobre cualquier preocupación que se tenga, para poder recibir el mejor asesoramiento posible.

Tal vez también te interese leer  ¿Son peligrosos los aditivos de la comida?

En resumen, la revisión pediátrica a los 15 meses es un momento importante en la vida del niño, en el que se evalúan diferentes aspectos de su salud y desarrollo. Es fundamental asistir a esta consulta y seguir las recomendaciones del pediatra para garantizar un crecimiento y desarrollo adecuados del pequeño. Con una buena preparación y una actitud abierta hacia el cuidado de la salud del niño, se puede aprovechar al máximo esta visita al pediatra.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario