¿Hasta qué edad se va al pediatra en España? Esta es la norma y sus excepciones

By Pasión Paternal

¿Hasta qué edad se va al pediatra en España?

El pediatra es el médico especializado en el cuidado de la salud de los niños y adolescentes, desde su nacimiento hasta los 18 años. En España, la norma general es que los niños acudan al pediatra hasta los 14 años, momento en el que pasan a ser atendidos por un médico de atención primaria en el centro de salud o consultorio local. Sin embargo, existen algunas excepciones a esta regla que vale la pena conocer.

Norma general: hasta los 14 años

En la mayoría de los casos, los niños son atendidos por un pediatra hasta los 14 años. Durante este periodo, el pediatra se encarga de realizar todas las revisiones periódicas, vacunaciones, seguimiento del crecimiento y desarrollo del niño, así como el tratamiento de enfermedades comunes en la infancia.

El pediatra es un especialista fundamental en la prevención y detección temprana de posibles problemas de salud, por lo que es importante que los padres sigan llevando a sus hijos a las consultas de pediatría de forma regular hasta los 14 años.

Excepciones a la norma

A pesar de la norma general de que los niños dejan de acudir al pediatra a los 14 años, existen algunas excepciones que permiten prolongar la atención pediátrica más allá de esa edad:

Enfermedades crónicas o complejas

En casos de enfermedades crónicas o complejas que necesitan un seguimiento continuo y especializado, los niños pueden continuar siendo atendidos por un pediatra después de los 14 años. Estas enfermedades pueden incluir patologías como diabetes, asma, trastornos del desarrollo, entre otras.

En estos casos, el pediatra será el encargado de coordinar la atención del paciente con otros especialistas, garantizando una atención integral y adecuada a las necesidades específicas de cada niño.

Tal vez también te interese leer  Significado del nombre Malala: origen e historia - Nombres de niña

Síndrome de Asperger, Autismo y otras condiciones del espectro autista

Los niños y adolescentes con síndrome de Asperger, autismo u otras condiciones del espectro autista suelen seguir siendo atendidos por un pediatra más allá de los 14 años. Estas condiciones requieren un enfoque multidisciplinar y especializado, por lo que el pediatra puede desempeñar un papel crucial en la coordinación de la atención de estos pacientes.

Además, el pediatra puede seguir realizando el seguimiento del desarrollo físico y emocional de estos niños, adaptando la atención a sus necesidades específicas.

Adolescentes con necesidades especiales

Los adolescentes con necesidades especiales, ya sea por discapacidad física o psíquica, también pueden continuar siendo atendidos por un pediatra después de los 14 años. En estos casos, el pediatra se encarga de adaptar la atención a las necesidades específicas de cada adolescente, trabajando en conjunto con otros especialistas según sea necesario.

Es fundamental garantizar una transición adecuada de la atención pediátrica a la atención de adultos, asegurando la continuidad de la atención y el seguimiento de posibles complicaciones derivadas de la condición especial del paciente.

Conclusiones

En España, la norma general es que los niños acudan al pediatra hasta los 14 años, momento en el que pasan a ser atendidos por un médico de atención primaria. Sin embargo, existen excepciones a esta regla, como en casos de enfermedades crónicas, síndrome de Asperger, autismo, necesidades especiales, entre otros, que pueden prolongar la atención pediátrica más allá de los 14 años.

Es importante que los padres estén informados sobre estas excepciones y coordinen con el pediatra la transición adecuada a la atención de adultos, garantizando la continuidad de la atención y el seguimiento de posibles complicaciones en la salud de sus hijos.

Tal vez también te interese leer  La recomendación de Lucía mi pediatra cuando no sabemos qué darles de postre

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario