¿Gimnasia en la guardería? ¡No! Psicomotricidad

By Pasión Paternal

Gimnasia en la guardería: una tendencia en crecimiento

La importancia del desarrollo físico y psicomotriz en los niños pequeños ha llevado a un aumento en la popularidad de la inclusión de actividades de gimnasia y psicomotricidad en las guarderías. Estas actividades no solo promueven la salud física, sino que también contribuyen al desarrollo cognitivo y emocional de los niños. Sin embargo, es importante aclarar que la gimnasia en la guardería no se trata de entrenar a futuros atletas, sino de fomentar un desarrollo integral a través del movimiento y la exploración del entorno. En este artículo, exploraremos en detalle qué es la psicomotricidad, por qué es importante para los niños en edad temprana y cómo se puede implementar de manera efectiva en las guarderías.

¿Qué es la psicomotricidad?

La psicomotricidad es una disciplina que se enfoca en el desarrollo global del niño a través del movimiento. Esta disciplina reconoce la estrecha relación entre el cuerpo, la mente y las emociones, y busca promover un equilibrio en estas áreas. La psicomotricidad se basa en la idea de que el movimiento es una forma fundamental de expresión y aprendizaje para los niños, por lo que se enfoca en la coordinación, el equilibrio, la lateralidad, la percepción del espacio y del tiempo, entre otros aspectos.

Importancia de la psicomotricidad en la etapa de la guardería

Durante los primeros años de vida, los niños experimentan un rápido desarrollo físico, cognitivo y emocional. Es en este periodo en el que se sientan las bases para el desarrollo posterior, por lo que es crucial que tengan la oportunidad de explorar su entorno y desarrollar sus habilidades motrices. La psicomotricidad en la guardería les ofrece la posibilidad de adquirir un mayor conocimiento de su cuerpo, desarrollar la coordinación y el equilibrio, y explorar su entorno de manera segura y dirigida.

Tal vez también te interese leer  Sus primeros buenos modales: ¿qué normas pueden aprender a los 2 años?

Desarrollo de habilidades motoras

La psicomotricidad en la guardería contribuye al desarrollo de habilidades motoras, tanto gruesas como finas. A través de actividades físicas como gatear, trepar, saltar, rodar y manipular objetos, los niños fortalecen su musculatura, mejoran su equilibrio y coordinación, y desarrollan destrezas para el control preciso de movimientos, lo que les será útil en la adquisición de habilidades académicas y sociales.

Estimulación del pensamiento y la creatividad

Además de los beneficios físicos, la psicomotricidad en la guardería también estimula el pensamiento lógico y la creatividad. A través del movimiento y la experimentación, los niños aprenden a resolver problemas, a tomar decisiones y a ser creativos en la búsqueda de soluciones. Esta capacidad de pensamiento abstracto se refleja en su capacidad para imaginar, crear e inventar, habilidades que serán valiosas en su desarrollo intelectual y social.

Integración emocional y social

El trabajo psicomotriz en la guardería también favorece la integración emocional y social de los niños. A través del movimiento y el juego, los niños aprenden a reconocer y regular sus emociones, a interactuar con sus compañeros, a respetar normas y límites, y a trabajar en equipo. Estas habilidades sociales y emocionales son fundamentales para su desarrollo personal y para la construcción de relaciones sanas en su vida futura.

Cómo implementar la psicomotricidad en la guardería de manera efectiva

Para que la psicomotricidad en la guardería sea efectiva, es importante que se lleve a cabo de manera planificada y dirigida. Algunas estrategias que pueden ser útiles para su implementación son las siguientes:

Espacios y materiales adecuados

Es fundamental contar con espacios amplios y seguros que permitan a los niños moverse con libertad y explorar su entorno. Además, es importante disponer de materiales y juegos que favorezcan el desarrollo de habilidades motrices, la coordinación y el equilibrio, como cuerdas, aros, pelotas, colchonetas, entre otros.

Tal vez también te interese leer  5 estrategias para que los niños aprendan a leer más rápido

Guía de profesionales especializados

Contar con profesionales especializados en psicomotricidad en el equipo de la guardería es clave para la implementación efectiva de estas actividades. Estos profesionales pueden diseñar y llevar a cabo sesiones adaptadas a las necesidades individuales de cada niño, así como brindar orientación a los demás educadores y padres sobre cómo fomentar la psicomotricidad en el día a día.

Introducción de rutinas y juegos psicomotrices

Incluir rutinas y juegos psicomotrices en la planificación diaria de la guardería es una forma efectiva de incorporar la psicomotricidad de manera natural. Estas actividades pueden ser parte de la rutina matutina, de los recreos o de momentos específicos del día, y pueden incluir canciones, bailes, juegos de equilibrio, circuitos de obstáculos, entre otros.

Conclusión

La psicomotricidad en la guardería no se trata de enseñar gimnasia a los niños, sino de brindarles la oportunidad de explorar su cuerpo, su entorno y sus habilidades a través del movimiento y el juego. Esta disciplina, al promover el desarrollo motor, cognitivo y emocional de los niños, contribuye significativamente a su desarrollo integral. Por tanto, su inclusión en el currículo de las guarderías es una práctica deseable y beneficiosa para el desarrollo de los más pequeños.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario