Funciones del lenguaje: ¿qué son y para qué sirven?

By Pasión Paternal

Funciones del lenguaje: ¿qué son y para qué sirven?

Las funciones del lenguaje son los diferentes usos que le damos al lenguaje para comunicarnos. Desde la perspectiva de la lingüística, existen seis funciones principales que cumplen distintos objetivos en la comunicación humana. Estas funciones nos permiten expresar emociones, transmitir información, persuadir, dar órdenes, entre otras cosas. En este artículo, vamos a profundizar en qué son las funciones del lenguaje y para qué sirven.

Función referencial o informativa

La función referencial o informativa es aquella que se utiliza para transmitir información objetiva y verídica. Su finalidad es dar a conocer datos, describir situaciones, lugares o personas de manera precisa. En esta función, el emisor busca que el receptor entienda y comprenda lo que se está comunicando. Por ejemplo, cuando decimos «El clima está soleado y la temperatura es de 25 grados», estamos utilizando la función referencial para informar sobre las condiciones meteorológicas.

Características de la función referencial

– Objetividad: Se busca transmitir información de forma neutral, sin influencias emocionales.
– Precisión: Se utilizan palabras y conceptos concretos para describir la realidad de manera exacta.
– Claridad: El mensaje es fácil de entender y no deja lugar a malentendidos.
– Veracidad: La información transmitida es real y comprobable.

Función emotiva o expresiva

La función emotiva o expresiva se centra en la expresión de emociones, sentimientos y opiniones del emisor. En esta función, el mensaje es subjetivo y refleja el estado emocional de quien lo emite. Se utiliza para expresar alegría, tristeza, enfado, sorpresa, entre otras emociones. Por ejemplo, cuando decimos «Estoy muy feliz porque aprobé el examen», estamos utilizando la función emotiva para expresar nuestra emoción.

Tal vez también te interese leer  Las provincias de España explicadas para niños

Características de la función emotiva

– Subjetividad: El mensaje refleja las emociones y opiniones del emisor.
– Expresividad: Se utilizan recursos lingüísticos para transmitir el estado emocional de manera intensa.
– Relación con el emisor: La comunicación está centrada en la persona que emite el mensaje.
– Uso de exclamaciones, interjecciones y adjetivos para intensificar la expresión emocional.

Función apelativa o conativa

La función apelativa o conativa se utiliza para influir en el receptor, persuadirlo o incitarlo a tomar una determinada acción. En esta función, el emisor busca provocar una respuesta por parte del receptor, ya sea una petición, una orden, un consejo, una sugerencia, entre otras cosas. Por ejemplo, cuando decimos «Por favor, cierra la puerta», estamos utilizando la función apelativa para pedirle al receptor que realice una acción.

Características de la función apelativa

– Intención persuasiva: Se busca convencer al receptor de realizar una acción específica.
– Uso de órdenes verbales, consejos, peticiones y sugerencias.
– Uso de imperativos verbales para indicar la acción que se desea que realice el receptor.
– Presencia de interjecciones y muletillas para llamar la atención del receptor.

Función metalingüística

La función metalingüística se centra en hablar sobre el propio lenguaje, explicar su significado o corregir su uso. En esta función, el lenguaje se convierte en objeto de la comunicación y se reflexiona sobre su estructura y funcionamiento. Por ejemplo, cuando decimos «La palabra ‘gato’ se refiere a un animal doméstico de cuatro patas», estamos utilizando la función metalingüística para explicar el significado de una palabra.

Características de la función metalingüística

– Reflexión sobre el lenguaje: Se analiza la estructura, el significado y el uso del lenguaje.
– Explicación de términos, conceptos y reglas gramaticales.
– Uso de ejemplos para ilustrar el significado de las palabras o expresiones.
– Corrección de errores lingüísticos y aclaración de malentendidos.

Tal vez también te interese leer  ¿Cuándo está preparado un niño para aprender a escribir su propio nombre?

Función fática

La función fática se centra en mantener o establecer la comunicación, sin necesariamente transmitir información relevante. Su objetivo es comprobar que la conexión entre emisor y receptor está activa y establecer un canal de comunicación efectivo. Por ejemplo, cuando decimos «¿Me escuchas?» al inicio de una llamada telefónica, estamos utilizando la función fática para asegurarnos de que la conexión es buena.

Características de la función fática

– Establecimiento y mantenimiento de la comunicación.
– Uso de expresiones de cortesía y saludos para iniciar o finalizar una conversación.
– Confirmación de que el canal de comunicación está activo.
– Uso de preguntas simples y frases cortas para mantener la interacción.

Función poética

La función poética se centra en el mensaje en sí mismo, en la forma en que se expresa y en la creatividad del lenguaje. Se utiliza en textos literarios, poesía, canciones o cualquier expresión artística que busca llamar la atención por su belleza estética y su originalidad. Por ejemplo, cuando leemos un poema que utiliza metáforas y figuras retóricas para expresar emociones, estamos ante la función poética del lenguaje.

Características de la función poética

– Uso de metáforas, símiles, aliteraciones, rimas y otras figuras retóricas.
– Creatividad lingüística y expresión artística.
– Atención a la forma y a la estructura del mensaje.
– Belleza estética y originalidad en la expresión.

Importancia de las funciones del lenguaje

Las funciones del lenguaje son fundamentales en la comunicación humana, ya que nos permiten transmitir información, expresar emociones, persuadir, mantener la interacción y expresar nuestra creatividad. Al conocer y comprender las distintas funciones del lenguaje, podemos mejorar nuestra capacidad de comunicarnos de manera efectiva y lograr una mayor comprensión entre emisor y receptor. Además, el uso adecuado de las funciones del lenguaje nos permite adaptarnos a diferentes contextos y audiencias, facilitando la comunicación en cualquier situación.

Tal vez también te interese leer  ¿Malos? ¡No! ¡Son niños!

En resumen, las funciones del lenguaje son herramientas clave en nuestra comunicación diaria, que nos permiten expresar lo que pensamos, sentimos y queremos de manera efectiva. Conocer y utilizar adecuadamente estas funciones nos ayuda a comunicarnos de forma clara, precisa y creativa, facilitando la interacción con los demás y enriqueciendo nuestras relaciones personales y profesionales.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario