El psicólogo Alberto Soler, sobre dejar de repetir mil veces las cosas: “Lo ignora porque sabe que solo el grito tiene consecuencias”

By Pasión Paternal

El psicólogo Alberto Soler y su enfoque en dejar de repetir mil veces las cosas

Alberto Soler es un reconocido psicólogo español que se ha destacado por su enfoque en la crianza respetuosa y la comunicación efectiva en la familia. En una de sus conferencias, Soler aborda un tema que resulta familiar para muchos padres: el hábito de repetir mil veces las cosas a los niños.

Según Soler, esta conducta se presenta cuando los padres sienten que sus hijos no les obedecen a la primera y recurren a la repetición constante de órdenes o peticiones. Sin embargo, el psicólogo señala que esta estrategia no solo resulta ineficaz, sino que además puede tener consecuencias negativas en la relación con los hijos.

Al analizar el motivo detrás de esta conducta, Soler destaca que los padres suelen recurrir a la repetición constante porque sienten que es la única manera de ser escuchados por sus hijos. En otras palabras, creen que solo a través del grito o la insistencia lograrán que sus hijos cumplan con lo que se les pide.

¿Por qué repetimos mil veces las cosas a los niños?

Soler explica que la repetición constante de órdenes o peticiones a los niños puede deberse a diversos factores, entre los que se encuentran:

– Falta de paciencia: Los padres suelen sentirse frustrados cuando sus hijos no responden a la primera, lo que les lleva a repetir las cosas una y otra vez en un intento por lograr la obediencia.
– Creencias erróneas: Muchos padres creen que la repetición constante es la única manera de ser escuchados por sus hijos, sin considerar otras estrategias de comunicación más efectivas.
– Falta de habilidades comunicativas: Algunos padres no han desarrollado habilidades comunicativas adecuadas para establecer límites y pautas claras con sus hijos, por lo que recurren a la repetición como única forma de hacerse entender.

Tal vez también te interese leer  Tecnología en la educación: la plataforma de Apple para un aprendizaje más innovador en las aulas

Consecuencias de repetir mil veces las cosas

Aunque pueda parecer una estrategia inofensiva, repetir constantemente las cosas a los niños puede tener diversas consecuencias negativas en su desarrollo emocional y en la relación con sus padres. Algunas de las consecuencias más comunes son:

– Desgaste emocional: Tanto los padres como los hijos pueden experimentar un desgaste emocional significativo al mantener una dinámica basada en la repetición constante. Esto puede afectar la salud mental de ambas partes.
– Pérdida de confianza: Cuando los padres hacen de la repetición su única forma de comunicarse con sus hijos, estos pueden perder la confianza en su habilidad para tomar decisiones y actuar de manera autónoma.
– Escucha selectiva: Los niños pueden desarrollar una actitud de escucha selectiva, en la que solo responden a las órdenes o peticiones cuando se les repiten constantemente, lo que dificulta su capacidad para atender a otras situaciones de importancia.

Alternativas para dejar de repetir mil veces las cosas

Ante esta problemática, Alberto Soler propone algunas alternativas para los padres que deseen dejar de repetir mil veces las cosas a sus hijos y mejorar la comunicación en la familia:

Establecer rutinas y límites claros

Soler sugiere que la clave para evitar la repetición constante es establecer rutinas y límites claros con los niños desde una edad temprana. De esta forma, los pequeños sabrán qué se espera de ellos y cuáles son las consecuencias de no cumplir con las normas establecidas.

Utilizar la comunicación asertiva

El psicólogo enfatiza la importancia de utilizar la comunicación asertiva, que implica expresar de manera clara y respetuosa lo que se espera del otro. De esta forma, se evitan malentendidos y se fomenta una relación basada en el diálogo y la empatía.

Tal vez también te interese leer  3 cuentos largos para leerles a los más pequeños de casa

Reforzar conductas positivas

En lugar de centrarse únicamente en corregir las conductas negativas, Soler recomienda reforzar y elogiar las conductas positivas de los niños. De esta manera, se incentiva un comportamiento adecuado y se fortalece la autoestima de los pequeños.

Buscar el momento adecuado

Es importante elegir el momento adecuado para comunicarse con los niños y evitar hacerlo en situaciones de estrés o tensión. De esta manera, se facilita la comunicación y se reduce la necesidad de repetir constantemente las cosas.

Conclusiones

En definitiva, dejar de repetir mil veces las cosas a los niños es un desafío que requiere paciencia, habilidades comunicativas y un enfoque respetuoso hacia la crianza. Siguiendo las recomendaciones de expertos como Alberto Soler, los padres pueden mejorar la comunicación en la familia y fomentar una relación basada en el respeto mutuo y la comprensión. La clave está en abandonar la idea de que el grito es la única forma de ser escuchados y buscar estrategias más efectivas para comunicarse con los hijos.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario