El eficaz hábito japonés para que los niños conecten con la naturaleza que avala la ciencia

By Pasión Paternal

El eficaz hábito japonés para que los niños conecten con la naturaleza que avala la ciencia

Los niños de hoy en día pasan cada vez más tiempo frente a las pantallas de dispositivos electrónicos y menos tiempo interactuando con la naturaleza. Esta falta de conexión con el mundo natural puede tener consecuencias negativas en su desarrollo físico, emocional y cognitivo. En Japón, existe un eficaz hábito que ha sido promovido durante décadas y que se ha demostrado que ayuda a los niños a conectar con la naturaleza: el shinrin-yoku, o baños de bosque. Este hábito no solo es beneficioso para los niños, sino que también está respaldado por la ciencia.

¿Qué es el shinrin-yoku?

El shinrin-yoku, que se traduce literalmente como «baño de bosque», es una práctica japonesa que consiste en sumergirse en la naturaleza de forma consciente y con todos los sentidos activados. No se trata solo de caminar por un bosque, sino de detenerse, observar, oler, tocar y escuchar lo que nos rodea. Esta experiencia nos permite desconectar del estrés y la rutina diaria, y nos ayuda a reconectar con nuestro entorno natural.

Beneficios del shinrin-yoku para los niños

Numerosos estudios científicos han demostrado los beneficios que tiene el shinrin-yoku en la salud física y mental de las personas, tanto niños como adultos. Algunos de los beneficios más destacados para los niños son:

– Reducción del estrés y la ansiedad: La naturaleza tiene un efecto calmante en el cuerpo y la mente, lo que ayuda a reducir los niveles de estrés y ansiedad en los niños.
– Mejora del sistema inmunológico: Estar en contacto con la naturaleza fortalece el sistema inmunológico de los niños, lo que les hace menos propensos a enfermarse.
– Estimulación de los sentidos: El shinrin-yoku estimula los sentidos de los niños, lo que favorece su desarrollo cognitivo y emocional.
– Fomento de la creatividad: La naturaleza estimula la imaginación y la creatividad de los niños, permitiéndoles explorar y descubrir nuevas cosas.

Tal vez también te interese leer  El escritorio elevable infantil que fomenta los hábitos saludables de trabajo y estudio

Cómo practicar el shinrin-yoku con los niños

Aunque el shinrin-yoku puede practicarse de forma individual, también es una actividad perfecta para realizar en familia. Aquí te dejamos algunas ideas para practicar el baño de bosque con los niños:

– Elegir un lugar tranquilo y seguro: Busca un bosque cercano que sea seguro para los niños y donde puedan explorar de forma libre.
– Dejar los dispositivos electrónicos en casa: Es importante desconectar de la tecnología para conectar con la naturaleza. Deja los dispositivos electrónicos en casa o en el coche.
– Explorar con todos los sentidos: Invita a los niños a tocar, oler, escuchar y observar todo lo que les rodea. Animales a que se detengan y se tomen su tiempo para experimentar la naturaleza.
– Jugar y divertirse: El shinrin-yoku también puede ser una oportunidad para jugar en la naturaleza. Permíteles a los niños explorar, trepar árboles, construir cabañas o simplemente correr y saltar al aire libre.
– Reflexionar al final de la experiencia: Al finalizar el baño de bosque, invita a los niños a reflexionar sobre lo que han experimentado y cómo se sienten. Puedes preguntarles qué fue lo que más les gustó o qué aprendieron de la experiencia.

El respaldo científico al shinrin-yoku

La eficacia del shinrin-yoku en la mejora de la salud y el bienestar de las personas no es solo un concepto popular en Japón, sino que también está respaldado por la ciencia. Diversos estudios han demostrado los efectos positivos que tiene el contacto con la naturaleza en la salud mental y física de las personas.

Estudios científicos sobre el efecto de la naturaleza en la salud

Investigaciones realizadas en países como Japón, Estados Unidos y Finlandia han demostrado que la exposición a la naturaleza tiene numerosos beneficios para la salud, entre los que se incluyen:

Tal vez también te interese leer  Fiebre en menores: cómo identificarla y qué usar para tratarla

– Reducción de la presión arterial y del ritmo cardíaco.
– Mejora del estado de ánimo y reducción de los síntomas de depresión y ansiedad.
– Aumento de la concentración y la creatividad.
– Fortalecimiento del sistema inmunológico.
– Reducción del estrés y la fatiga mental.

Mecanismos detrás de los beneficios del shinrin-yoku

Los beneficios del shinrin-yoku se deben a varios mecanismos que se ponen en marcha cuando estamos en contacto con la naturaleza. Algunos de los mecanismos más destacados son:

– Reducción del cortisol: El contacto con la naturaleza reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, lo que contribuye a disminuir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo.
– Estimulación del sistema nervioso parasimpático: El shinrin-yoku estimula el sistema nervioso parasimpático, que es responsable de promover la relajación y reducir la actividad del sistema nervioso simpático, relacionado con el estrés.
– Aumento de la producción de células asesinas naturales: Estar en la naturaleza aumenta la producción de células asesinas naturales, que son parte del sistema inmunológico y ayudan a combatir infecciones y células tumorales.

Recomendaciones para integrar el shinrin-yoku en la vida diaria

Para aprovechar al máximo los beneficios del baño de bosque, es importante integrar esta práctica en la vida diaria de manera regular. Algunas recomendaciones para hacerlo son:

– Establecer una rutina semanal: Dedica al menos una vez por semana un tiempo para practicar el shinrin-yoku en la naturaleza.
– Integrar la naturaleza en la vida cotidiana: Intenta incluir pequeños momentos de conexión con la naturaleza en tu día a día, como salir a caminar por un parque cercano o disfrutar de un jardín.
– Involucrar a toda la familia: El shinrin-yoku es una actividad que puede disfrutar toda la familia, por lo que es importante involucrar a todos los miembros en la práctica.

Tal vez también te interese leer  El truco para memorizar que hará más fácil la vuelta al cole a tus hijos

Conclusiones

El shinrin-yoku es una práctica japonesa que ha demostrado tener numerosos beneficios para la salud física y mental de las personas, especialmente de los niños. La conexión con la naturaleza a través de esta técnica no solo ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, sino que también estimula los sentidos, fomenta la creatividad y fortalece el sistema inmunológico. Por tanto, integrar el shinrin-yoku en la vida diaria de los niños puede ser una excelente manera de promover su bienestar y desarrollo integral.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario