¿Cuándo empieza el bebé a ponerse de pie?

By Pasión Paternal

¿Cuándo empieza el bebé a ponerse de pie?

El desarrollo motor de un bebé es una etapa emocionante para los padres, ya que cada logro que alcanza su hijo es motivo de alegría y orgullo. Una de las habilidades que los padres esperan con ansias es cuando su bebé comienza a ponerse de pie por sí solo. Este hito en el desarrollo ocurre entre los 8 y 12 meses de edad, aunque cada bebé es único y puede alcanzar esta etapa en momentos ligeramente diferentes.

Factores que influyen en el momento en que un bebé se pone de pie

Cada bebé sigue su propio ritmo de desarrollo, por lo que no hay una edad exacta en la que todos los bebés comiencen a ponerse de pie. Sin embargo, hay ciertos factores que pueden influir en cuándo un bebé alcanza este hito:

  1. Genética: El factor genético juega un papel importante en el desarrollo motor de un bebé. Si los padres se desarrollaron temprano, es probable que su bebé también lo haga.

  2. Estimulación temprana: La estimulación temprana a través de juegos y actividades que promueven el desarrollo motor puede acelerar el proceso de ponerse de pie.

  3. Fuerza muscular: La fuerza en las piernas y el torso es esencial para que un bebé se pueda poner de pie. Los bebés que han pasado mucho tiempo gateando suelen desarrollar esta fuerza más rápidamente.

  4. Personalidad del bebé: Algunos bebés son más aventureros y están más motivados para ponerse de pie y explorar su entorno, mientras que otros pueden ser más cautelosos y tardar un poco más en intentarlo.
Tal vez también te interese leer  Beneficios de dejar a los bebés descalzos

Hitos previos al levantarse

Antes de que un bebé pueda ponerse de pie, debe pasar por una serie de hitos motores que preparan su cuerpo para esta nueva habilidad. Estos hitos incluyen:

  1. Rodar: Alrededor de los 4 a 6 meses, la mayoría de los bebés aprenden a rodar de espalda a estómago y viceversa. Este movimiento les ayuda a fortalecer los músculos abdominales y de los hombros.

  2. Sentarse sin apoyo: Aproximadamente a los 6-8 meses, los bebés adquieren la habilidad de sentarse sin apoyo. Esto les ayuda a fortalecer los músculos del tronco y a mejorar su equilibrio.

  3. Gatear: Alrededor de los 7-10 meses, muchos bebés comienzan a gatear. Este movimiento les permite desarrollar fuerza en los brazos y las piernas, lo que eventualmente les ayudará a ponerse de pie.

¿Cómo ayudar a tu bebé a ponerse de pie?

Como padre, hay varias maneras en las que puedes fomentar el desarrollo de tu bebé y ayudarlo a ponerse de pie:

  1. Tiempo boca abajo: Darle tiempo a tu bebé para jugar boca abajo fortalece los músculos de su cuello, hombros y espalda, lo que es fundamental para que pueda levantarse.

  2. Juegos de ejercicios: Juegos como jugar a "avión" o a "subir y bajar" pueden ayudar a fortalecer los músculos de las piernas de tu bebé.

  3. Muebles seguros: Coloca muebles estables y seguros alrededor de tu bebé para que pueda agarrarse y levantarse con seguridad.

  4. Estimulación visual: Coloca juguetes o objetos atractivos en lugares altos para motivar a tu bebé a levantarse y alcanzarlos.

Señales de que tu bebé está listo para ponerse de pie

Antes de que tu bebé pueda ponerse de pie por sí solo, es probable que muestre algunas señales de que está listo para intentarlo:

  1. Se mantiene de pie con apoyo: Si tu bebé muestra interés en ponerse de pie y puede mantenerse en esa posición con apoyo, es señal de que está listo para intentarlo solo.

  2. Hace flexiones de piernas: Cuando tu bebé comienza a hacer pequeñas flexiones de piernas mientras está de pie con apoyo, es un buen indicador de que está fortaleciendo sus músculos para este nuevo logro.

  3. Intenta levantarse desde el suelo: Si tu bebé comienza a intentar levantarse desde el suelo usando sus manos y piernas, es probable que esté preparándose para ponerse de pie.
Tal vez también te interese leer  Qué hacer si mi bebé tiene sueño, pero se resiste a dormir

Recuerda que cada bebé es único y se desarrollará a su propio ritmo. Si tienes alguna preocupación sobre el desarrollo motor de tu bebé, no dudes en consultar con su pediatra para obtener orientación adicional.

Conclusión

El proceso de ponerse de pie es un hito emocionante en el desarrollo motor de un bebé. A través de la estimulación adecuada, el apoyo y la paciencia, los padres pueden ayudar a sus hijos a alcanzar esta importante etapa. Celebrar los logros de tu bebé y proporcionar un entorno seguro y estimulante son clave para fomentar su desarrollo motor. ¡Disfruta de cada paso en el camino hacia el crecimiento de tu pequeño!

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario