Cuándo empezar a tomar ácido fólico

By Pasión Paternal

¿Cuándo empezar a tomar ácido fólico?

El ácido fólico es una vitamina esencial para prevenir defectos de nacimiento en el feto, como la espina bífida. Por esta razón, se recomienda a las mujeres en edad fértil que estén planeando un embarazo o que podrían quedar embarazadas que tomen suplementos de ácido fólico. Pero, ¿cuándo es el momento adecuado para empezar a tomarlo?

Antes del embarazo

Lo ideal es empezar a tomar ácido fólico al menos un mes antes de quedar embarazada. Esto se debe a que los defectos del tubo neural, que pueden prevenirse con ácido fólico, ocurren en las primeras semanas del embarazo, incluso antes de que una mujer se dé cuenta de que está embarazada. Por lo tanto, es importante que las reservas de ácido fólico en el cuerpo estén en niveles adecuados desde el comienzo.

Si estás planificando un embarazo

Si estás planificando un embarazo, es recomendable que empieces a tomar ácido fólico al menos un mes antes de intentar concebir. De esta manera, aseguras que tu cuerpo tenga suficiente ácido fólico para proteger al feto durante las primeras semanas críticas del desarrollo.

Si ya estás embarazada

Si descubres que estás embarazada y no has tomado ácido fólico antes, no te preocupes. Es recomendable que empieces a tomarlo lo antes posible una vez que te enteras del embarazo. Consulta con tu médico para que te recomiende la dosis adecuada de ácido fólico y empieza a tomarlo de inmediato.

¿Cuánto ácido fólico debes tomar?

La cantidad de ácido fólico que debes tomar depende de tu situación particular. Si estás planeando un embarazo, se recomienda que tomes al menos 400 microgramos (mcg) de ácido fólico al día. Si ya estás embarazada, es posible que tu médico te recomiende una dosis más alta, generalmente alrededor de 600 a 800 mcg al día.

Tal vez también te interese leer  Cómo aumentar las posibilidades de embarazo

Ácido fólico en la dieta

Además de tomar suplementos de ácido fólico, es importante incluir alimentos ricos en esta vitamina en tu dieta. Algunos alimentos como las verduras de hoja verde, los frijoles, las nueces y los cítricos son buenas fuentes de ácido fólico. Sin embargo, es difícil obtener toda la cantidad necesaria solo a través de la dieta, por lo que los suplementos son una forma más segura de asegurar que estás recibiendo la cantidad adecuada.

Beneficios del ácido fólico durante el embarazo

El ácido fólico es crucial durante el embarazo por varios motivos. Además de prevenir defectos de nacimiento en el feto, como la espina bífida, el ácido fólico también ayuda a prevenir otras complicaciones del embarazo, como la preeclampsia y el parto prematuro. Además, se ha demostrado que el ácido fólico mejora la salud materna, disminuyendo el riesgo de anemia y enfermedades cardiovasculares.

Prevención de defectos del tubo neural

Uno de los beneficios más importantes del ácido fólico durante el embarazo es la prevención de defectos del tubo neural en el feto. Estos defectos ocurren en las primeras semanas del desarrollo fetal, por lo que es crucial que la madre tenga suficiente ácido fólico en su sistema desde el principio del embarazo.

Reducción del riesgo de preeclampsia

La preeclampsia es una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta y presencia de proteínas en la orina. Se ha demostrado que tomar ácido fólico durante el embarazo puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar preeclampsia, protegiendo así la salud de la madre y del feto.

Tal vez también te interese leer  ¿Se puede comer jamón York en el embarazo?

Prevención del parto prematuro

El ácido fólico también ha demostrado ser beneficioso en la prevención del parto prematuro, que puede tener consecuencias graves para la salud del bebé. Al mantener niveles adecuados de ácido fólico durante el embarazo, se pueden reducir las posibilidades de un parto prematuro y asegurar un desarrollo fetal saludable.

Conclusiones

En resumen, es importante empezar a tomar ácido fólico antes del embarazo, idealmente al menos un mes antes de concebir. Si ya estás embarazada y no has tomado ácido fólico, no te preocupes, puedes empezar a tomarlo en cualquier momento. Consulta con tu médico para determinar la dosis adecuada y asegurarte de que estás protegiendo la salud de tu bebé y la tuya durante el embarazo. Recuerda también incluir alimentos ricos en ácido fólico en tu dieta para obtener beneficios adicionales.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario