Cómo quitar las legañas del recién nacido (y del bebé)

By Pasión Paternal

Las legañas son una acumulación de moco y células muertas que se forman en los ojos mientras dormimos, y es común que los recién nacidos y los bebés las presenten de forma regular. Aunque las legañas suelen ser inofensivas, es importante saber cómo retirarlas correctamente para evitar irritar los ojos del bebé. En este artículo, te explicamos cómo quitar las legañas del recién nacido y del bebé de manera segura y efectiva.

Causas de las legañas en los recién nacidos

Las legañas en los recién nacidos pueden deberse a diversas causas, entre las cuales se encuentran:

1. Conductos lagrimales obstruidos

Al nacer, los conductos lagrimales del bebé pueden estar parcialmente obstruidos, lo que dificulta el drenaje adecuado de las lágrimas y favorece la acumulación de legañas.

2. Infecciones oculares

En algunos casos, las legañas pueden ser resultado de una infección ocular, como la conjuntivitis, que requiere tratamiento médico.

3. Alergias

El contacto con algún agente alérgeno puede provocar irritación en los ojos del bebé y la formación de legañas como respuesta.

Cómo quitar las legañas del recién nacido

Quitar las legañas del recién nacido de forma adecuada es fundamental para evitar posibles complicaciones en los ojos. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para hacerlo correctamente:

1. Lavar las manos

Antes de manipular los ojos del bebé, es importante lavar bien tus manos con agua y jabón para evitar la transmisión de bacterias.

2. Utilizar suero fisiológico

Para retirar las legañas, puedes humedecer una gasa estéril con suero fisiológico y limpiar suavemente el área alrededor de los ojos del bebé.

3. Realizar movimientos suaves

Es importante realizar movimientos suaves y delicados al limpiar las legañas, evitando presionar demasiado sobre el área y causar molestias al bebé.

Tal vez también te interese leer  Dilatar en el agua

4. Secar con una toalla limpia

Una vez hayas limpiado las legañas, seca suavemente el área con una toalla limpia para evitar que la humedad cause irritación en la piel del bebé.

Consejos adicionales

Además de los pasos anteriores, te ofrecemos algunos consejos adicionales que pueden ayudarte a mantener los ojos de tu bebé libres de legañas:

1. Mantener los ojos limpios

Limpia regularmente el área alrededor de los ojos de tu bebé con suero fisiológico para prevenir la acumulación de legañas.

2. No frotes los ojos

Evita frotar los ojos del bebé, ya que esto puede provocar más irritación y aumentar la producción de legañas.

3. Consultar al pediatra

Si notas que las legañas de tu bebé son persistentes o vienen acompañadas de otros síntomas, como enrojecimiento o secreción, es importante consultar al pediatra para descartar cualquier problema ocular.

Conclusiones

Quitar las legañas del recién nacido y del bebé de forma adecuada es fundamental para mantener la higiene ocular y prevenir posibles complicaciones. Sigue los consejos y recomendaciones mencionados en este artículo para realizar esta tarea de manera segura y efectiva. Recuerda que, ante cualquier duda o inquietud, es importante consultar con un profesional de la salud para recibir la atención adecuada.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario