Cómo aguantar más en la cama

By Pasión Paternal

Cómo aguantar más en la cama

La duración del acto sexual es algo que preocupa a muchas personas, ya que la eyaculación precoz puede afectar negativamente la vida sexual de las parejas. Sin embargo, existen diferentes formas de prolongar el acto sexual y mejorar la resistencia en la cama. En este artículo, te proporcionaremos consejos y técnicas para aguantar más tiempo durante el sexo, tanto para hombres como para mujeres.

Consejos para aguantar más en la cama

A continuación, te presentamos algunos consejos que te ayudarán a mejorar tu resistencia durante el acto sexual:

1. Ejercitar el músculo PC

El músculo pubococcígeo (PC) es el músculo responsable de controlar la eyaculación y también de mantener la erección. Para fortalecer este músculo, es importante realizar ejercicios de Kegel, que consisten en contraer y relajar repetidamente el músculo PC. Puedes comenzar con series de 10 repeticiones al día e ir aumentando gradualmente.

2. Controlar la respiración

La respiración juega un papel crucial en el control de la eyaculación. Durante el acto sexual, es importante mantener una respiración lenta y profunda, ya que esto ayuda a relajarse y a controlar la excitación. Enfocarte en tu respiración también te permitirá estar más presente en el momento y disfrutar plenamente del encuentro sexual.

3. Práctica el sexo tántrico

El sexo tántrico es una antigua práctica que se enfoca en la conexión íntima y espiritual con la pareja, en lugar de buscar únicamente la satisfacción física. Esta práctica se centra en el control de la energía sexual, permitiendo una mayor duración del acto sexual y un mayor disfrute para ambos miembros de la pareja.

Tal vez también te interese leer  Cuántas veces es normal hacer el amor

Técnicas para aguantar más en la cama

Además de los consejos anteriores, existen diversas técnicas que pueden ayudarte a prolongar la duración del acto sexual:

1. El método start-stop

Esta técnica consiste en detener la estimulación justo antes de alcanzar el punto de no retorno, es decir, antes de eyacular. Una vez que la excitación haya disminuido, se puede reanudar la estimulación. Esta técnica puede practicarse tanto en solitario como en pareja, y ayuda a prolongar la duración del acto sexual.

2. La técnica del apretón

Esta técnica se basa en aplicar presión en el glande del pene justo antes de alcanzar el punto de no retorno. Al presionar suavemente con el pulgar y el dedo índice, se puede detener la eyaculación y prolongar el acto sexual. Es importante practicar esta técnica con cuidado para no causar molestias o lesiones.

3. La distracción controlada

Esta técnica consiste en distraer la mente durante el acto sexual, enfocándose en pensamientos no sexuales para disminuir la excitación. Por ejemplo, puedes contar mentalmente o enfocarte en un objeto en la habitación. Esta técnica puede ayudar a retrasar la eyaculación y prolongar el acto sexual.

4. Utilizar preservativos con retardante

Existen preservativos especialmente diseñados con lubricantes que contienen un agente retardante para ayudar a retrasar la eyaculación. Estos preservativos pueden ser una opción útil para aquellas personas que buscan prolongar la duración del acto sexual.

Adoptar un enfoque integral

Además de las técnicas y consejos mencionados anteriormente, es importante adoptar un enfoque integral para mejorar la resistencia en la cama. Esto incluye llevar un estilo de vida saludable, mantener una buena comunicación con la pareja y explorar nuevas formas de intimidad y placer en el dormitorio.

Tal vez también te interese leer  ¿Puedo quedar embarazada tomando pastillas anticonceptivas?

1. Llevar un estilo de vida saludable

El ejercicio regular, una dieta equilibrada y la reducción del estrés pueden tener un impacto positivo en la resistencia sexual. Mantener un peso saludable, llevar una vida activa y cuidar la salud emocional contribuirán a mejorar el rendimiento en la cama.

2. Comunicación abierta con la pareja

La comunicación abierta y honesta con la pareja es fundamental para mejorar la vida sexual. Hablar sobre las preferencias, necesidades y deseos sexuales puede ayudar a crear un ambiente de confianza y a explorar nuevas formas de placer juntos.

3. Experimentar con nuevas formas de intimidad

Explorar nuevas técnicas, posiciones y juegos sexuales puede añadir variedad y emoción a la vida sexual, al tiempo que permite descubrir nuevas formas de disfrute y conexión con la pareja.

Conclusión

Con un enfoque integral que incluya consejos, técnicas y un estilo de vida saludable, es posible prolongar la duración del acto sexual y mejorar la resistencia en la cama. Es importante recordar que cada persona es única y que encontrar lo que funciona mejor para ti y tu pareja puede requerir un poco de paciencia y experimentación. La clave está en mantener una actitud abierta, comunicativa y positiva, buscando siempre la satisfacción mutua y el disfrute pleno en la intimidad.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario