Alimentos y cantidades que deben tomar los niños para llevar una dieta sana

By Pasión Paternal

Alimentos y cantidades que deben tomar los niños para llevar una dieta sana

Los niños son una etapa en la vida en la que el crecimiento y desarrollo son fundamentales, por lo que es importante que reciban los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo. Una alimentación equilibrada y variada es clave para proporcionar a los niños la energía y los nutrientes esenciales para su crecimiento. A continuación, presentamos una guía con los alimentos y las cantidades recomendadas para que los niños lleven una dieta sana.

Frutas y verduras

Las frutas y verduras son una excelente fuente de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes que son esenciales para la salud de los niños. Se recomienda que los niños consuman al menos 5 porciones de frutas y verduras al día. Se puede optar por presentarlas de diferentes formas, como por ejemplo en smoothies, ensaladas, cremas o simplemente como snacks. Es importante variar las frutas y verduras para asegurar que se obtienen todos los nutrientes necesarios.

Cantidades recomendadas:

– 1 porción de fruta fresca (por ejemplo, una manzana)
– 1 porción de verdura cruda (por ejemplo, zanahorias)
– 1 porción de verdura cocida (por ejemplo, espinacas)

Cereales y tubérculos

Los cereales y tubérculos son una importante fuente de energía, fibra y minerales para los niños. Se recomienda que al menos la mitad de los alimentos que consuman los niños sean de este grupo. Los cereales integrales son más nutritivos que los refinados, por lo que se debe optar por pan integral, arroz integral, avena, entre otros.

Cantidades recomendadas:

– 3 porciones al día de cereales (por ejemplo, una rebanada de pan, un bowl de avena)
– 1 porción al día de tubérculos (por ejemplo, una papa)

Tal vez también te interese leer  Cinco claves de pediatra para identificar si un menú escolar es saludable

Proteínas

Las proteínas son fundamentales para el desarrollo muscular y el buen funcionamiento del sistema inmunológico de los niños. Se pueden encontrar proteínas en alimentos como la carne, el pescado, los huevos, los lácteos, las legumbres y frutos secos. Es importante incluir una variedad de fuentes de proteínas en la dieta de los niños para asegurar que obtienen todos los aminoácidos esenciales.

Cantidades recomendadas:

– 2 porciones al día de proteínas (por ejemplo, un filete de pollo, un huevo)

Lácteos

Los lácteos son una importante fuente de calcio, vitamina D, proteínas y grasas saludables para los niños. Se recomienda que los niños consuman 2-3 porciones diarias de lácteos, que pueden incluir leche, yogur, queso, entre otros. Para los niños que son intolerantes a la lactosa, existen alternativas como la leche de almendra, de soya o de avena.

Cantidades recomendadas:

– 2-3 porciones al día de lácteos (por ejemplo, un vaso de leche, un yogur)

Grasas saludables

Las grasas saludables son necesarias para el desarrollo cerebral de los niños, así como para la absorción de ciertas vitaminas. Se recomienda incluir en la dieta de los niños fuentes de grasas saludables como el aceite de oliva, aguacate, frutos secos, semillas de chía, entre otros. Es importante moderar la cantidad de grasas saturadas y trans que consumen los niños, optando por grasas insaturadas.

Cantidades recomendadas:

– Incorporar una pequeña cantidad de grasas saludables en cada comida (por ejemplo, agregar aguacate en una ensalada, utilizar aceite de oliva para cocinar)

Alimentación equilibrada y hábitos saludables

Más allá de las cantidades y tipos de alimentos que consumen los niños, es importante fomentar hábitos saludables en su alimentación. Algunas recomendaciones incluyen:

Tal vez también te interese leer  Fecha de consumo preferente: ¿cuántos días es seguro un alimento?

Horarios regulares:

– Establecer horarios regulares para las comidas y meriendas, de forma que los niños no pasen largos periodos de tiempo sin comer.

Beber suficiente agua:

– Fomentar que los niños beban suficiente agua a lo largo del día, evitando bebidas azucaradas.

Limitar el consumo de productos procesados:

– Reducir la ingesta de alimentos procesados y ultraprocesados, que suelen ser altos en grasas saturadas, azúcares y aditivos.

Participación en la preparación de los alimentos:

– Involucrar a los niños en la preparación de las comidas puede fomentar su interés por probar nuevos alimentos y aprender sobre nutrición.

En resumen, para asegurar que los niños lleven una dieta sana y equilibrada, es importante ofrecerles una variedad de alimentos nutrientes en las cantidades adecuadas. Fomentar hábitos saludables desde temprana edad ayudará a sentar las bases para una alimentación saludable a lo largo de la vida.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario