5 frases que debemos evitar decir a los niños con altas capacidades

By Pasión Paternal

5 frases que debemos evitar decir a los niños con altas capacidades

Los niños con altas capacidades suelen tener habilidades intelectuales por encima del promedio, lo que les permite destacarse en diversas áreas. Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que también tienen necesidades y emociones particulares que deben ser consideradas. A menudo, sin embargo, se les pueden decir frases que pueden afectar su autoestima y bienestar emocional. A continuación, presentamos 5 frases que debemos evitar decir a los niños con altas capacidades.

1. «Eres un genio, no necesitas esforzarte»

Es común pensar que los niños con altas capacidades no necesitan esforzarse para obtener buenos resultados académicos o en otras áreas. Sin embargo, esta frase puede transmitirles la idea de que sus habilidades son innatas y no requieren práctica ni esfuerzo. Esto puede llevar a que los niños se sientan presionados por mantener un rendimiento perfecto sin esforzarse, lo que puede impactar negativamente en su autoestima y motivación para enfrentar desafíos.

Es importante reconocer el esfuerzo y la dedicación de los niños con altas capacidades, y fomentar la idea de que el esfuerzo es fundamental para alcanzar metas y superar obstáculos. Resaltar sus habilidades naturales es positivo, pero también es importante animarlos a esforzarse y a enfrentar los retos con determinación.

2. «Deberías ser un ejemplo para los demás niños»

A menudo se espera que los niños con altas capacidades sirvan de ejemplo para los demás niños, ya sea en el ámbito académico, deportivo, artístico, entre otros. Sin embargo, esta presión puede resultar abrumadora para los niños, quienes pueden sentir que tienen que cumplir con altas expectativas y ser perfectos en todo momento.

Tal vez también te interese leer  Los diferentes estilos de aprendizaje

Es importante permitirles a los niños con altas capacidades ser ellos mismos, sin la presión de tener que ser un ejemplo para los demás. Cada niño es único y tiene sus propias fortalezas y debilidades. En lugar de compararlos con otros niños, es fundamental fomentar un ambiente de aceptación y apoyo donde puedan desarrollar sus habilidades y potencial de manera saludable.

3. «Eres diferente a los demás niños»

Decirle a un niño con altas capacidades que es «diferente» a los demás niños puede generar sentimientos de aislamiento y soledad. Si bien es cierto que estos niños pueden tener habilidades sobresalientes, es importante enfocarse en sus cualidades positivas y en cómo pueden contribuir de manera única al grupo.

Es fundamental fomentar la inclusión y la diversidad, y enseñar a los niños a valorar las diferencias como algo enriquecedor. En lugar de enfatizar la «diferencia», es importante celebrar la diversidad y promover la aceptación de las distintas habilidades y talentos de cada individuo.

4. «No te preocupes por los errores, siempre lo haces todo bien»

Aunque los niños con altas capacidades pueden tener un rendimiento académico destacado, es importante enseñarles a enfrentar los errores y los fracasos de manera positiva. Decirles que «siempre lo hacen todo bien» puede generar en ellos una aversión al fracaso y a cometer errores, lo que puede limitar su capacidad para aprender y crecer.

Es fundamental fomentar una mentalidad de crecimiento en los niños con altas capacidades, donde se valore el proceso de aprendizaje por encima de los resultados. Animarlos a asumir desafíos, cometer errores y aprender de ellos es fundamental para su desarrollo integral y su capacidad para enfrentar situaciones adversas en el futuro.

Tal vez también te interese leer  10 frases sobre (dis)capacidad e inclusión

5. «¿Por qué te aburres en clase si todo te resulta fácil?»

Es común que los niños con altas capacidades se aburran en clase si sienten que el contenido es demasiado fácil o repetitivo para ellos. Sin embargo, decirles que «todo les resulta fácil» puede minimizar sus sentimientos de aburrimiento y frustración, y hacer que se sientan incomprendidos por no poder disfrutar plenamente de su experiencia educativa.

Es fundamental escuchar y validar los sentimientos de los niños con altas capacidades, y buscar alternativas que les permitan desafiar sus habilidades y mantenerse motivados en el aprendizaje. Proporcionarles tareas y actividades estimulantes y enriquecedoras puede ayudarles a mantenerse motivados y comprometidos con su educación.

Conclusiones

En conclusión, es fundamental tener en cuenta las necesidades emocionales y psicológicas de los niños con altas capacidades, y evitar decirles frases que puedan afectar su autoestima y bienestar emocional. Es importante fomentar un ambiente de aceptación, apoyo y respeto donde los niños puedan desarrollar sus habilidades y potencial de manera saludable y equilibrada. Al evitar estas 5 frases y promover un enfoque positivo y constructivo hacia su desarrollo, estaremos contribuyendo a su crecimiento integral y su felicidad en el camino hacia el éxito.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario