Pasión Paternal

Un partido flojo en todas las líneas


13 de abril de 2015

Pasión Paternal - @pasionpaternal

Después de un buen rendimiento en el aspecto defensivo frente a Lanús, Argentinos sufrió mucho los ataques de River, sobre todo en el primer tiempo y más que nada por el sector derecho del Bicho. Le volvieron a marcar en condición de local y no logra mantener la vaya invicta en el Diego Armando Maradona desde la tercera fecha.

Click en la foto para ampliar
Uno de los puntos bajos de Argentinos en la derrota 2-1 con River fue el rendimiento del equipo en lo defensivo, ya que cuando River se lo propuso, consiguió generar ocasiones de gol. En el primer tiempo, la banda derecha, entre Lenis y Matricardi, se dedicó sólo a defender y aun así Gonzalo Martínez fue una amenaza constante para ellos.

El primer gol llega por una desatención en la que Matricardi queda habilitando a Fernando Cavenaghi, quien mano a mano definió bien. Aunque al entretiempo el encuentro se fue 1-0 para River, los de Núñez pudieron haber convertido algún tanto más: Ojeda les tapó un tiro dentro del área a Sebastián Driussi y otro a Martínez, más algún desborde de este último que nadie pudo empujar.

El 2-1 se produjo en una jugada confusa, en la cual Franco Flores, golpeado, se quedó tirado y al ver que el juego seguía, se levantó. Tras esta acción, hubo un pelotazo cruzado que Torrén calculó mal y no pudo a despejar de cabeza, mientras que Lenis no llegó a cerrar con Lucas Boyé, el autor del tanto.

Una derrota que deja al descubierto muchos errores individuales y colectivos en cuanto a lo defensivo, pero preocupación sobre todas las cosas porque en líneas generales el equipo no tuvo un buen funcionamiento. Una señal de alerta para Pipo, que sabe mejor que nadie que el equipo debe reencontrarse, principalmente de local, con el nivel de los primeros partidos en casa.

Compartir esta nota en