Pasión Paternal

"Se siente el cariño y el respeto"


27 de junio de 2017

Alejandro Giordano - @alegiordano11

La aplanadora Argentinos Juniors volvió a demostrar, tras golear 4-0 a Juventud Unida, que la B Nacional le queda chica. Su entrenador Gabriel Heinze quiere mantener la calma, a solo dos partidos de lograr el objetivo, aunque evidencia la evolución y el momento que atraviesa su equipo. También habló sobre el cariño de los hinchas del Bicho, que hasta le hicieron una bandera.

Click en la foto para ampliar

Cuatro minutos, un gol. Quince minutos, otro gol. El partido parecía estar sentenciado. Así fue: 4-0, la cuenta final. "Para nada sentí que estaba liquidado. Estuve ahí adentro (en la cancha) y he perdido y ganado encuentros así. El partido jamás está ganado; y en 15 minutos no se puede ganar un partido, menos hoy", fue lo primero que advirtió Gabriel Heinze en conferencia de prensa, luego de lo que fue una cómoda victoria para Argentinos Juniors, este lunes a la noche, ante Juventud Unida de Entre Ríos en La Paternal.

 

El nivel del equipo volvió a ser superlativo, pero un hombre brilló en particular: Iván Colman, quien asistió un gol (el tercero, de Romero) y marcó el cuarto definitivo, con un delicioso enganche y remate colocado desde el área chica. Así lo describió y analizó el Gringo: "No es ni una cosa ni otra (entrenamiento o talento), es todo: capacidad, trabajo, técnica, entendimiento. Se propuso hacer lo que más sabe y agregó cosas que desconocía. A partir de eso, ha hecho hoy un partido muy completo".

 

A pesar de que Heinze sostuvo que Argentinos "ha jugado mejores partidos", la evolución en juego y resultados también se nota. "Contra Almagro y esta clase de equipos, antes empatábamos. Hemos trabajado y mejorado; los chicos buscaron variantes, ante partidos difíciles donde nos defendían todos en campo propio", completó. Para luego, volver a elogiarlos de sobremanera y agradecerles: "Me tomé mi tiempo para analizar cada jugador, pero yo no sabía que estos chicos eran tan buenos, que iban a hacer este fútbol y con estas ganas. No fue fácil el camino, pero estos chicos hablan por sí solos. Gracias a ellos, hoy estoy dirigiendo; me dicen que soy bueno, y hace un año era muy malo".

 

Primera a la vista. A dos partidos nada más. El sábado, Los Andes en Lomas, y el otro fin de semana, ante Gimnasia de Jujuy en el DAM. El DT intenta mantener la calma y focalizarse en estos instantes finales del Bicho en la B Nacional. "¿Cómo no vamos a pensar que estamos a dos partidos del ascenso? Pero solo hay que pensar en el próximo partido, que es muy difícil, en un campo muy complicado, y al que deja puntos, se le arrima el de atrás. Todavía queda mucho sacrificio. Si logramos algo en el próximo, vamos a estar más cerca", remarcó.

 

 

El afecto de la gente por el Gringo ya excede los cánticos. Desde peculiares imágenes en Internet hasta una bandera, colgada en la popular de Boyacá durante el 4-0. El DT aseguró no haberla visto porque estaba muy metido en el partido, pero no quiso dejar de expresar su agradecimiento y sentimiento hacia el club: "Se siente el cariño y el respeto, que para mí es más importante, de la gente, aunque no vivo en Capital y tampoco tengo mucho contacto con el exterior. Uno va a tener mucho cariño por la institución, por las cosas que hice por la institución por fuera de la labor de entrenador, porque uno se metió mucho en esto. Hoy ves un vestuario con muchas sonrisas, y el primer día en el Bajo era incertidumbre y tristeza. Con trabajo, todo se puede".

Compartir esta nota en