Pasión Paternal

Repercusiones de un desahogo


09 de julio de 2017

Alejo Nuñez - @Alee14n

Para la alegría de toda la gente de Argentinos, se acabó este sufrimiento. El joven Nicolás González anotaba el gol del triunfo del bicho a los 42 minutos del segundo tiempo para que las tribunas del Diego Armando Maradona deliren de emoción. Llantos, abrazos, aplausos, mucha alegría en el estadio. El partido culminaba 1-0 y Argentinos volvía a Primera División luego de un largo camino con muchas sensaciones encontradas. Este merecido ascenso fue fruto del trabajo, dedicación y sacrificio de todo el plantel, cuerpo técnico y allegados, por eso al conseguir este gran objetivo la alegría era inevitable, los jugadores estallaron al canto de “el bicho se va de la B”. La felicidad era inmensa.

Click en la foto para ampliar

“Es una alegría enorme. Bien merecido lo tenemos. Un torneo larguísimo, siempre mantuvimos esta ilusión desde el primer día que llego este cuerpo técnico, es impresionante”. Estas eran las palabras de Miguel Ángel Torrén al terminar el partido, un jugador que vivió muchas cosas en el club y hace muchos años que esta acá. “Esto representa muchísimo, hace mucho estoy en este club, soy un agradecido a esta institución que me da trabajo. Gracias a mis compañeros y  cuerpo técnico, estoy muy contento, no se puede explicar con palabras”.

Lo que le dio el gringo Heinze a este equipo no es fácil de explicar, le devolvió, la identidad, la razón de ser, las esperanzas, la reestructuración, oportunidades a muchos jóvenes y muchas más cosas que tanto los hinchas como jugadores le agradecerán por siempre. Por eso los dirigidos por Heinze mostraron su alegría y su agradecimiento para con el DT. “Aprendí mucho del gringo desde el primer día que llego, intente aprender lo máximo posible, es un gran técnico”. Comentaba Esteban Rolon, una de las grandes figuras del tifón en este torneo. Por su parte Guillermo Benítez, un gran hallazgo de Heinze, se manifestó al respecto “Heinze representa mucho, me dio confianza y me enseñó a ser un jugador profesional”. Por otro lado el autor del gol, Nico González, estará eternamente agradecido con el técnico ya que lo hizo debutar en Primera hace aproximadamente un año por Copa Argentina frente a Laferrere y le dio muchísima confianza a lo largo del campeonato de la Primera B Nacional. “¿Que te puedo decir del gringo?, estoy agradecido, me hizo debutar, me dio la oportunidad, la confianza, yo trato de devolverle lo mejor, es mutuo”.

El juvenil de 19 años, surgido de las inferiores del club, no “cae” en la magnitud de lo que hizo, su gol le devolvió a Argentinos la posibilidad de volver a la Primera División del fútbol argentino. “La verdad que no lo podía creer cuando hice el gol, pensé en mi familia, mi abuelo que estaba en la tribuna. Contento por todo esto, es un grupo muy lindo. El gringo me pidió que haga movimientos profundos, me quedo esa jugada y pude convertir. No se me cruzo nunca por la cabeza este momento, es lo más lindo que hay, ahora a disfrutar”. Nicolás es el claro ejemplo de “volver a las bases”  ya que, aunque muchos jugadores están desde chicos en el club, González está desde los siete años, cuando empezó jugando en el baby futbol.  Un gran futuro para el oriundo de Escobar, que ahora va a poder plasmarlo en la máxima categoría y con el club de sus amores.

Por otro lado el presidente del club, Cristian Malaspina, mostró un gran desahogo al culminar el encuentro, “La tranquilidad de devolver al club al lugar que nunca se tendría que haber ido. Hay que trabajar mucho para mantener esto y conseguir cosas importantes”. A pesar de la felicidad que sentía, dio a entender que Argentinos necesita la ayuda de los socios para así poder mejorar la economía del club “Necesitamos más socios, les pedimos a la gente en este día especial que se acerquen más al club”.

Párrafo aparte para el arquero suplente de Argentinos, Lucas Chávez, que se mostró muy emocionado con el ascenso y se lo dedico a una persona importante para el plantel, “Siento felicidad, lo que se está viviendo en el club es hermoso. Vivimos muchas cosas el descenso fue durísimo para nosotros, hoy poder festejar todos juntos con nuestra gente es impagable, estoy muy feliz. Le quiero mandar un abrazo grande a mi amigo Lucho (Cabral), porque sé que la está pasando mal, yo creo que él es inocente, no tiene que estar ahí, me gustaría que este acá con nosotros, este ascenso es para él”. Entre lágrimas terminaba sus palabras el arquero que le dedicaba el ascenso a su amigo y ex jugador de Argentinos, Luciano Cabral, hoy detenido acusado de participar en un homicidio en la provincia de Mendoza. Rolon tampoco se olvidó de su amigo, “Lucho es un amigo que tendría que estar acá con nosotros”. Un lindo reconocimiento por parte de sus amigos para un jugador de la casa que está pasando un mal momento.

FOTO: FABIÁN PRADO - ARGENTINOS PASIÓN

Compartir esta nota en