Pasión Paternal

Planchazo al corazón Bicho


20 de septiembre de 2015

Pasión Paternal - @pasionpaternal

Dentro de una tarde llena de disgustos, la fea lesión de Ezequiel Ham fue lo que más marcó el partido. El Turquito recibió un planchazo desleal de Carlos Tevez y sufrió la fractura expuesta del tobillo y del peroné. Luis Álvarez, en la máxima muestra de su horrible arbitraje, no cobró ni foul.

Click en la foto para ampliar
Mala leche o mala suerte será la discusión por un largo tiempo. Pero ni debate, la respuesta o la incertidumbre van a cambiar las cosas y ahora Ezequiel Ham deberá iniciar un largo camino hasta volver a pisar una cancha de fútbol. Iban 31 minutos del complemento y Argentinos perdía 2-1, jugando con 10. Tevez y Ham fueron a disputar una pelota en la mitad de la cancha con la salvedad de que el delantero de Boca fue con su suela levantada y en ningún momento atinó a frenar su marcha viendo que se imponía el quite del volante del Bicho. Cuesta creer que el Apache haya tenido mala intención, pero las imágenes son contundentes, y cada repetición anula más las chances de que haya sido sólo una jugada desafortunada. 

Como si fuera poco que la sensación del golpe a primera vista ya presagiaba algo grave -ni hablar con la confirmación de los estudios médicos-, Luis Álvarez hizo como si nada: no cobró foul, no sacó tarjeta. Siga, siga. Y que el pibe se revuelque de dolor en el pasto. La insólita inacción del árbitro en la lesión de Ham fue la gota que revalsó el vaso de una tarde pauperrima tanto de él como sus colaboradores.

En primera instancia, corrían 43 minutos del primer tiempo cuando Luciano Cabral dejó a Franzoia cara a cara con Orion para poner el 1-0 pero el juez, a instancias del línea, lo anuló por una supuesta posición adelantada. Vaya uno a saber qué estaba pensando el asistente que frente a él tenía no una, sino dos camisetas azules y amarillas habilitando.

Lo que fue peor aún fue la situación con Lenis, donde sólo Álvarez sabrá por qué no expulsó al colombiano -ya que él lo creía correspondiente- en el final de la primera mitad, y terminó dejando muchísimas dudas al haberse tomado el entretiempo para imponer la sanción.

Definitivamente tenía el control del partido en nivel 0. La cuestión es qué pasará ahora. ¿Lo pararán una fecha por su horrible actuación? ¿Dos? Parece ser que de poco serviría de poco para otro de los tantos malos árbitros que tiene el fútbol argentino en el presente. Mientras tanto, el que deberá esperar un tiempo importante es Ham, que una vez finalizado el partido fue trasladado a la clínica Olivos, donde José Artese le realizó con éxito la primera operación. El planchazo de Tevez nos dolió a todos...

Compartir esta nota en