Pasión Paternal

Otra vez se escapó en el final


27 de septiembre de 2015

Pasión Paternal - @pasionpaternal

A pesar de los problemas para armar el equipo, Argentinos hizo un gran partido y parecía que se traía a Paternal un lindo punto desde Avellaneda. Sin embargo, a los 43 del segundo tiempo, cuando Franzoia ya había visto la roja, Romero le dio el triunfo a Racing y el Bicho se quedó sin nada.

Click en la foto para ampliar
Semana complicada, bajas importantes, visita de riesgo. Un cóctel que para visitar a Racing suponía una dificultad enorme en la previa. Pero lo cierto es que más allá de los primeros minutos, Argentinos hizo un muy buen partido tuvo situaciones como para marcar y dar el golpe, pero terminó quedándose con 10 jugadores y replegado cerca de Gabbarini, hasta que por enésima vez lo perdió sobre la hora.

En la primera mitad la Academia arrancó mejor, el Bicho no se acomodaba y lo sufría. Racing tuvo las más claras con Bou, Milito y compañía pero, principalmente, gracias a Gabbarini el arco visitante seguía en 0. Pipo reacomodó un poco las piezas y Argentinos empezó a tener la pelota y plantear un partido de igual a igual. El local ya no llegaba tanto y en cinco minutos hubo dos situaciones de riesgo para Argentinos, producto de la buena circulación de pelota donde primero Rinaldi y luego Gallego no pudieron abrir el marcador.

Dejaba una buena sensación Argentinos, con un buen trabajo de Basualdo y Agüero en la mitad de la cancha, que cada vez que se asociaban con Cabral le daban aire al equipo y daba la sensación de que podía pasar algo. Ni bien arrancó el complemento otra vez lo tuvo Gallego, pero sin suerte. De a poco Racing volvió a tomar protagonismo por la obligación de tener que sumar de a tres en su casa, pero Argentinos no lo sufría tanto. A los 20 hubo un click en el partido: Franzoia se hizo expulsar irresponsablemente por un planchazo de atrás y la cosa se hizo cuesta arriba. Costaba tener la pelota y, lógicamente, pesar en ataque. Así y todo quedaba una más, pero Saja le ahogó el grito a Rinaldi.

Había que aguantarlo. Al cóctel que se había generado en la previa se sumaba la inferioridad numérica y el 0-0 cerraba por todos lados. Una vez más aparecía Gabbarini ante un cabezazo y parecía que el 1 del Bicho volvía a esos partidos donde era responsable de la sumatoria de puntos. Pero a los 43 un rebote le cayó afuera del área a Oscar Romero y el paraguayo la agarró bárbaro para ponerla junto al palo y no darle chances a Gabba.

Y otra vez Argentinos se fue con menos de lo merecido. Porque sinceramente el empate no estaba mal. Gorosito deberá trabajar en el aspecto que sea necesario para no sufrir tanto en los últimos minutos de partido, donde se perdieron muchos puntos en lo que va del semestre. A pesar de la derrota, si hay que sacar algo positivo es que una vez más se estuvo a la altura de las circunstancias y sin los jugadores más importantes del plantel en cancha. Sin dudas la recta final encuentra a Argentinos en franca mejoría y ojalá este sea un buen augurio de lo que queda en el 2015, que todavía es mucho.

Compartir esta nota en