Pasión Paternal

Merecida derrota


14 de marzo de 2017

Joaquín Donati - @DonatiJoaquin

Argentinos volvió a perder de visitante con un pobre nivel de juego, ratificando el flojo arranque post-receso. Esta vez fue 0-1 frente a Brown de Adrogué, aunque la derrota pudo haber sido más amplia.

Click en la foto para ampliar

La reanudación del torneo no ha sido positiva para el equipo de Heinze. Lleva cero puntos cosechados sobre seis posibles y se muestra irreconocible a nivel futbolístico, en comparación a lo que fue el semestre pasado. A cuatro días de la derrota frente a Instituto en Alta Córdoba, Argentinos volvió a perder de visitante hoy ante Brown de Adrogué, con pocos puntos altos y mucha imprecisión.

 El primer tiempo comenzó dividido, con Brown decidido a presionar la salida del Bicho. Con el pasar de los minutos, el mediocampo de Argentinos fue mostrando sus falencias (que luego se desarrollarían) a la hora de marcar y distribuir. Entonces el equipo local comenzó a adueñarse del juego y de las situaciones más claras. Si bien dos subidas profundas de Sandoval por el lado derecho dejaron a Argentinos cerca de la apertura del marcador (hubo un gol bien anulado a Romero), la mayoría de las chances las tuvo el conjunto local. Sólo en el primer tiempo, la pelota estalló tres veces contra los postes de Lanzillota. Chavez, en dos ocasiones (una de volea y otra de tiro libre), hizo temblar el travesaño y un cabezazo de García dio en el palo derecho.

 Y la primera mitad cerró con el equipo de Heinze defendiendo las arremetidas de los de Vicó, que para entonces ya habían tomado la confianza suficiente como para manejar el partido. Heinze, percatado del bajo nivel de Machín en la primer parte, decidió ingresar a Colman al terreno de juego para otorgar volumen de juego. Pero no sirvió.

 A los seis minutos del complemento, desde una pelota parada (de donde vinieron las mayores complicaciones), llegó el único gol del encuentro. Pduf anticipó a Lanzillota y su marcador y mandó a guardar el cabezazo. Entonces, habiendo finalmente concretado una de las múltiples chances que generó, el equipo de Vicó comenzó a relajarse y regalar metros. Cedió la presión y Argentinos comenzó a recuperar la posesión.

 Disconforme con el resultado y el rendimiento, Heinze tiró en cancha a Lenci en lugar de Laso para conseguir peso en el área. De todos modos el aporte del centrodelantero fue escaso,  y Argentinos jamás fue suficientemente preciso como para romper las líneas locales. Rolón, quien tuvo un partido para olvidar, entregó muchísimas pelotas mal y a Colman le faltó ajustar la precisión. De camino al final el Bicho tuvo solo dos chances de gol: un remate lejano y débil de Colman y otro indeciso de Cabrera.

 Por su parte, Brown apostó al contraataque y estuvo cerca de liquidarlo en más de una ocasión. Chávez, que estuvo toda la noche imparable, llegó dos veces al mano a mano con serias oportunidades de convertir, pero Lanzillota, el único jugador rescatable del equipo visitante, le negó el gusto a él y a García. Pudo ser goleada.

Con el pitido final se marchó otra chance de alcanzar al líder Brown de Puerto Madryn, y se añadió otra preocupación para Heinze. El equipo, irreconocible, estuvo impreciso, poco posesivo y permeable, una vez más. Lleva cero de seis desde la reanudación y lo puede alcanzar su próximo rival: Chacarita. Habrá que levantar cabeza y volver a encontrar el juego para lograr el ascenso.

Compartir esta nota en