Pasión Paternal

"Me voy"


23 de julio de 2017

Alejandro Giordano - @alegiordano11

A una fecha del final del campeonato, con el objetivo cumplido hace un par de partidos, Gabriel Heinze se despidió. El anuncio de su alejamiento de Argentinos opacó la alegría por el ascenso y el campeonato, y plantea incógnitas de cara al futuro del club, gracias a él y sus jugadores, en Primera División.

Click en la foto para ampliar

"Me voy". La confirmación de la peor noticia. En medio de los festejos, este baldazo de agua fría. Alguna vez estuvo cerca de seguir, pero luego Gabriel Heinze optó por concluir su ciclo en Argentinos Juniors. "La decisión la tomé el día después que conseguimos el campeonato. Se lo confirmé al presidente y, días más tarde, tuve una charla de muchas horas con Enrique Borrelli (coordinador de Inferiores), quien fue la persona que me trajo a este club y confió en mí en poder devolver a este club y a su historia a dónde tiene que estar. Fue un placer enorme trabajar con él, con Darío Marra y Raúl Sanzotti", agradeció el Gringo en un primer momento.

 

¿Los motivos? "La decisión no fue por derrotas, fue anterior (miércoles, eliminación de Copa Argentina vs Instituto). A las dos personas, que les di mi análisis, les he dicho. Tengo mi pensamiento y mi forma de ver mi proyecto. Lo que analicé es lo mejor para la institución; sería muy fácil seguir con todo el cariño de la gente, pero tengo otra forma de pensar. Tampoco quiero que me entiendan, solo que me acepten", intentó explicar, a pesar de estar conmovido. "No estoy feliz, estoy muy triste. Hace un mes que no duermo mucho. Anoche pasé una de las peores noches desde que soy entrenador. Yo tendría que estar disfrutando y no lo estoy. Di todo, le puse muchas horas a esto", amplió el DT, que logró un brillante registro de local: 16 victorias, cinco empates y una sola derrota (ante Brown de Madryn).

 

La ilusión de ver a este deslumbrante equipo, con el cuerpo técnico que lo moldeó, se pulverizó. La idea de continuidad de este proyecto se esfumó. Aunque el oriundo de Crespo, Entre Ríos, no lo consideró como tal: "Esto no fue un proyecto. A mí me llamaron y me contrataron para ascender a Argentinos, no para hacer proyectos. Si fuese así, me hubiesen contratado por tres o cuatro años, pero tenían muchas dudas y también yo". Además, quiso aclarar cuestiones respecto a su futuro: "Yo no me voy de esta gran institución para escuchar propuestas de otras o estar sentado en dos semanas en otro banco. Me han llamado anteriormente, pero no escuché, ni voy a escuchar propuestas".

 

Sus últimas palabras fueron de agradecimiento. "Me llevo el cariño y el respeto de la gente y mis jugadores. Es algo muy bueno, estoy orgulloso de aportar mi granito de arena a poner a esta institución en el lugar que se lo merece. Me llevo un pedazo de esta institución. Este trabajo de un año y un mes fue duro y extraordinario. Se puso mucho corazón", admitió emocionado. También, reveló la existencia de un vínculo más con el Bicho: "Ahora van a tener un hincha más: tengo un hijo, de 7 años, que dice que es del Bicho. El cariño por Argentinos va a estar siempre".

Compartir esta nota en