Pasión Paternal

"Lo importante es Argentinos, no Heinze"


02 de julio de 2017

Alejandro Giordano - @alegiordano11

Sobre el final, se le escaparon los tres puntos a Argentinos en Lomas. A pesar de eso, Heinze se mostró orgulloso de la forma en que jugó su equipo y analizó lo que fue el empate en uno ante Los Andes. También habló sobre las renovaciones del plantel, se desligó de cualquier tipo de injerencia y ubicó a la institución por delante de su figura.

Click en la foto para ampliar

¿Cómo se puede sentir un entrenador luego de que le empatan a su equipo, faltando tan solo cinco minutos? La respuesta lógica es la opuesto a lo que Gabriel Heinze sintió y comentó en Lomas de Zamora, luego del empate en uno con Los Andes. "Fue un partido muy duro, como todos. Pero me voy muy bien, muy contento, muchísimo más orgulloso de este equipo por cómo juega, intenta y se brinda. Me siento orgulloso de todo el esfuerzo de ellos. Aparte de jugar, valoro cómo se dedican a esta profesión", inició la conferencia el DT, ponderando otros valores que los del propio partido que acababa de ocurrir.

 

Obviamente que el análisis del empate no faltó. Argentinos Juniors lo ganaba en el primer tiempo, con un golazo de Alexis Mac Allister, y Matías Linas lo empató sobre el final, con una virtud que el Gringo no desconocía: "Habían metido siete goles de saque lateral; hoy, uno más. Se trabajó, se analizó, pero el rival apuesta a eso, había mucha gente y rebotes. Fue un saque lateral bien defendido y un rebote que le queda al jugador de ellos y, con todo mérito, ha hecho el gol".

 

El primer tiempo fue de Argentinos. Dominio habitual y absoluto. En el complemento, Los Andes se adelantó algunos metros y agregó intensidad a su juego, mientras que el Bicho se replegó un tanto, contragolpeó y supo generar chances que no marcó. Para Heinze, fue "exactamente igual", pero con la diferencia que por los pelotazos del local "el balón estaba más en el aire, y no se puede presionar la pelota cuando está quieta o en el aire; tenes que retroceder hacia la altura del balón, y cuando caía, jugábamos".

 

Sobre los cambios hechos (Piovi por Benítez, Barboza por Mac Allister -por lesión- y Laso por Colman), Heinze argumentó: "La salida de Benítez fue algo psicológico: lo conozco hace un año y sé cuándo se condiciona con una tarjeta. Le veía temor de dejarnos con 10, y salió por eso. El de Laso fue claro: ellos habían metido cuatro delanteros con una talla a partir de 1,85 metros, entonces reforcé ese aspecto del juego. Ellos estaban jugando todas pelotas largas".

 

Un resultado no corre ni un centímetro a Heinze de su eje, de sus convicciones. Así lo retrataron sus palabras: "Yo tengo un camino, hace un año y una semana que venimos trabajando por ese mismo camino, y seguiré hasta el final. La gente está con nosotros, y está contenta cuando ganamos, y va a estar mal porque empatamos. El fin de semana habrá otro partido importante, y así será hasta el final. Hay que seguir trabajando, como venimos haciéndolo hasta ahora".

 

La ansiedad por el ascenso es tremenda en La Paternal. Mientras, en el club piensan en lo que se viene. Sebastián Martínez y Gastón Machín -"el mejor fichaje de Argentinos en esta temporada", según el DT-, son dos referentes que ya acordaron su renovación. Esteban Rolón fue declarado intransferible, y el 50% del pase de Francisco Fydriszewski será comprado. ¿Guiño al Gringo? "No tuve absolutamente nada que ver. Todo lo ha hecho la institución, sin ningún consentimiento de nada. Se lo han ganado los chicos. El patrimonio es de la institución. No es un guiño al entrenador; acá lo importante es Argentinos Juniors, no Heinze, que es uno más. No hay que poner a Gabriel Heinze por delante", afirmó.

Compartir esta nota en