Pasión Paternal

Lo ganó en la pizarra


14 de octubre de 2017

Joaquín Donati - @DonatiJoaquin

Argentinos se adaptó a las circunstancias del partido, golpeó en los momentos justos y se trajo tres puntos de su visita a Central en Rosario con tres goles de contraataque. Suma 10 (diez) puntos sobre 18 (dieciocho) disputados.

Click en la foto para ampliar

El equipo de Berti hilvana tres victorias consecutivas, lo que significa un buen arranque y una mejor adaptación a la categoría, lo cual no suele ser sencillo. El técnico ha entendido que Argentinos no se puede dar ningún lujo si quiere mantenerse lejos de la pelea por el descenso, y así se explica el rotundo cambio de estilo respecto al equipo que ascendió con Heinze.

 El partido frente a Rosario Central hoy fue ciertamente el mejor ejemplo. Argentinos le entregó la posesión al equipo canalla y apostó en primera instancia por la presión alta, que encontró errores en la salida rival y generó ocasiones de gol claras. Cuando el cansancio comenzó a pasar factura, el equipo de Berti debió replegarse y conformarse con mantener a Central lejos del arco de Chaves, situando a –casi- todos los jugadores detrás de la línea de la pelota.

 Con Francis Mac Allister y Montero mordiendo en la mitad de cancha y Alexis distribuyendo rápidamente, los tres extremos quedaron siempre en situación ventajosa gracias a la desordenada transición defensiva de los hombres de Montero. Así, de hecho, llegaron los tres goles. Un robo o una pérdida canalla en la mitad de cancha, y un contraataque vertical y letal. Romero liquidó el primero y González el tercero, con jugadas netamente individuales y veloces. El segundo lo compusieron Cabrera, Gonzalez, Romero y Rodríguez, el arquero de Central, que dejó pasar un tiro débil.

 Cuando Berti entendió que el rival no iba a poder desarmarlo a través del juego colectivo, metió a Machín para asegurar el mediocampo, a Batallini para añadir energía y explosividad y a Torrén para contrarrestar el ingreso de Herrera.

 Así, negando el protagonismo y cómodo aprovechando los errores rivales forzados, Argentinos consiguió tres puntos plenamente tácticos de su visita al alicaído Central de Montero en Rosario. En poco tiempo, el técnico ha logrado cambiar el chip del equipo a fin de sobrevivir a la Primera División. Después se puede hablar de lirismo o no, pero la efectividad parece estar.

Compartir esta nota en