Pasión Paternal

La nada misma


03 de noviembre de 2015

Pasión Paternal - @pasionpaternal

Argentinos, en su peor versión: superado tácticamente por Olimpo, el equipo de Gorosito jugó uno de sus peores partidos en el torneo y ni siquiera pateó un tiro al arco en todo el partido. Cayó 1-0 con gol de penal de Jonathan Blanco y con la derrota complicó su presencia en la Liguilla Pre-Sudamericana, a la que sí se clasificaron los bahienses. Después del partido, Pipo anunció lo que ya todos sabían: dejará de ser el DT cuando termine el torneo.

Click en la foto para ampliar
Contrario a lo que se esperaba, había en el Diego Armando Maradona este lunes un clima sorpresivamente festivo en la previa. Entre las diferentes movidas que organizaron las tres agrupaciones políticas que competirán en las urnas el 19 de diciembre, la iniciativa de convencer desde las tribunas al Lobo Ledesma para que siga jugando un tiempo más y un partido en el que la gente supo interpretar la importancia y acompañó en buen número considerando el día y la hora, estaba todo dado. Pero la novia faltó a la cita.

Ausente sin aviso Argentinos. El equipo de Gorosito tuvo una actuación que rozó el papelón y en noventa minutos no generó una sola situación de gol en el arco de Olimpo. Un Olimpo al que con un buen trabajo de presión en la mitad de la cancha, orden defensivo y la picardia de Walter Acuña para provocar algún contragolpe de vez en cuando, le alcanzó para justificar la victoria. Es que el equipo de Osella fue al menos eso que se acaba de enumerar. El Bicho fue la nada misma.

Ya la historia arrancó mal. Navarro, la apuesta de Pipo para acompañar a Ledesma en el medio, ni siquiera sabía bien donde pararse. El chico que llegó de San Lorenzo con fama de ser gran ejecutor no acertó un pase, quedó siempre mal ubicado y encima pateó mal toda la noche. Arriba corrían todos desordenadamente: Franzoia para un lado, Lenis para el otro, Rinaldi quedaba lejos y a Cabral nadie le acercaba la pelota y entonces empezó a hacer lo que no quiere el DT, que es ir a buscarla al campo propio, donde no gravita.

Pero el peor problema estuvo en la defensa. Matricardi y Freire por momentos parecían estar compitiendo para ver quien cometía más errores. Freire fue siempre a chocar contra la débil delantera de Olimpo y no solamente perdió en todas las jugadas, sino que hizo cientos de faltas. Matricardi dio la habitual sensación de inseguridad pero la coronó con un penal insólito sobre Acuña, justo en el minuto 45 del primer tiempo. Ejecutó Blanco, 1-0 y al descanso con el peor escenario.

A su juego lo llamaron al equipo de Osella que achicó espacios hacia atrás y le cedió todo a Argentinos: el terreno, la pelota y el protagonismo para ver lo que podía hacer. ¿Qué hizo? Nada. En absoluto. Gorosito empezó a acumular gente en ataque sin sentido. Puso a Castillejos, luego a Nahuel Rodríguez y más tarde a Gallego, pero el equipo no podía dar dos pases seguidos.

Y encima cada cinco minutos Olimpo insinuaba de contragolpe que en cualquier momento le bajaba la persiana al partido. Lo de Argentinos fue tan malo que, aún perdiendo, los hinchas querían que se termine el partido porque daba ganas, literalmente, de ponerse a llorar.

La derrota terminó de marcar el final de un ciclo al que Gorosito le puso la firma en la conferencia de prensa, ratificando lo que ya era un secreto a voces. "Una vez que se vaya esta Comisión Directiva, nosotros nos vamos". La frase tiene lógica: ni el cuerpo técnico ya tiene ganas de seguir ni ninguna de las tres agrupaciones políticas que aspiran a gobernar el club consideraron la posibilidad de que continúe.

Queda el último partido con Temperley y si Argentinos quiere cumplir el objetivo de terminar al menos entre los mejores 20 equipos del torneo y jugar el primer partido de la Liguilla Pre-Sudamericana para que la temporada no finalice de manera anticipada, está casi obligado a ganar. Tal vez le alcance un empate y un milagro. De todas formas, jugando de esta manera, la famosa liguilla será simplemente un partido más en el calendario y a casa. La suerte de este equipo está echada.

Compartir esta nota en