Pasión Paternal

Y una noche volvió al gol


16 de abril de 2016

Martín Bloch - @tuchobloch

Una de las falencias de Argentinos en el torneo es la falta de gol y más desde que Raúl Sanzotti tomó las riendas del equipo hace cinco partidos, en los cuales no se logró ni siquiera convertir, no obstante esta noche se cortó la racha negativa y hasta se pudo haber marcado otro pero el Bicho continúa errando en la definición.

Click en la foto para ampliar
Pasaron 550 minutos para que el conjunto de La Paternal volviera a hacer un gol. Algo que no se daba desde la anotación de Emilio Zelaya en la derrota 5-1 con Defensa y Justicia, en el último partido de la era de Mayor como entrenador. Una de las cuentas pendientes vitales que tenía el equipo desde el arribo de Sanzotti.

Luego de que Damián Batallini y Braian Romero no pudieran definir con certeza un mano a mano cada uno, parecía que el arco seguiría cerrado. A pesar de eso, el gol llegó y con algo de fortuna, porque en los dos tantos hubo un rebote que favoreció al Bicho: en el primero, Zelaya bajó un centro de cabeza y la pelota pegó en Gastón Campi y quedó muerta en el barro para que la empujara Romero, mientras que en el segundo, el remate de Batallini se desvió también en el central de Racing, lo que descolocó a Nelson Ibáñez.

Sin el peso de la obligación de marcar y con el resultado a favor, Argentinos se perdió el 3-1, cuando el delantero tucumano quedó sólo dentro del área y remató al cuerpo del arquero de La Academia.

Si bien el 2-2 no fue lo esperado ni lo conveniente, se puede rescatar el fin una sequía importante sin convertir.

Compartir esta nota en