Pasión Paternal

El pedido de todo un barrio


03 de noviembre de 2015

Pasión Paternal - @pasionpaternal

Tras una iniciativa que nació en las redes sociales durante la semana, el Diego Armando Maradona explotó en el minuto 28 para ovacionar a Cristian Ledesma, estandarte de este Argentinos versión 2015. La gente coreó su nombre, le pidió seis meses más y el Lobo le dio un guiño al hincha del Bicho.

Click en la foto para ampliar



Quizás de los pocos incentivos que tenga el hincha de Argentinos, más allá del amor a la camiseta, para ir a la cancha estos días es verlo desplegar toda su capacidad y experiencia en las inmediaciones del circulo central del Diego Armando Maradona. Cristian Ledesma es el estandarte de este equipo. El referente que quedó: para el plantel y para los hinchas.

Lo del minuto 28 fue un grito de todo Paternal. Argentinos necesita que el Lobo siga seis meses más. No será sencillo afrontar la transición en el primer semestre del año que viene, donde cambiarán muchas cuestiones desde lo futbolístico, nuevo cuerpo técnico y depuración del plantel, y lo institucional, nueva dirigencia. Y cuando hace un tiempo parecía que la decisión del mediocampista iba a ser la de ponerle punto final a su carrera, ayer dio a entender que la continuidad puede ser un hecho.

"Me despidieron como si fuera el último partido, pero yo tengo ganas de seguir jugando. Es un momento de cambios en el club y se verá si en esos cambios yo puedo ocupar algún lugar. Tengo ganas y me siento bien", admitió Ledesma, quien se mostró agradecido por el homenaje que le realizó la gente: "Uno trata de no estar pendiente de esas cosas, pero es inevitable. Nunca me había pasado algo así. Sólo tengo palabras de agradecimiento para la gente que me brinda tanto cariño. Eso hace que uno siga teniendo ganas", declaró. 

Si algo faltaba para ilusionarse con verlo en el próximo torneo, terminó dejando la puerta más abierta que nunca: "Me voy a reunir con el próximo presidente, y si lo mejor es que siga voy a seguir porque me siento bien". Una (renovación) más, y no jodemos más...

Compartir esta nota en