Pasión Paternal

Completamente perdidos


27 de febrero de 2016

Julian Micheles - @julimicheles

Argentinos prolongó su mal arranque de torneo en La Plata y fue goleado 4-1 por Estudiantes. El equipo de Mayor mostró gravísimos errores en el aspecto defensivo. Rinaldi convirtió el único gol. Preocupa el presente...

Click en la foto para ampliar
Si los partidos anteriores habían dejado signos preocupantes, qué decir después de la actuación en La Plata. Lo de Argentinos, especialmente en el aspecto defensivo, rozó lo amateur, y Estudiantes justificó totalmente una goleada que bien podría haber sido mucho más abultada de no ser por salvadas en la última línea de Camilo Vargas o algún defensor, o si los delanteros Pinchas no hubiesen estado tan erráticos. 

Lo peor de todo es que no se trató, como ante Vélez donde Pavone hizo la diferencia en el comienzo por ejemplo, de jugadas aisladas que terminaron costándole el partido al Bicho. Argentinos marcó mal todo el partido y le facilitó demasiado las cosas a Estudiantes, que una y otra vez se fue mano a mano contra el solitario Vargas. Es realmente insólito, insisto, que se hayan repetido tantas veces los horrores defensivos. 

Para colmo, cuando Argentinos empieza a hacer pie en el partido y se acerca al arco rival, le sigue costando muchísimo concretar las situaciones que genera. Entonces si no haces cuando tenes la posibilidad y le das todas las facilidades al rival, lo más probable es que te vayas a casa con una goleada.

4-2-3-1, 4-4-2 o 4-1-4-1. Batallini, Laso o Mac Allister. Cobo y Ledesma o el Lobo solo. Zelaya, Rinaldi o los dos juntos. Insúa o Cabral. Mayor ya parece haber probado todo. En estos cuatro partidos Argentinos cambió mucho, pero los resultados fueron pocos. Y la tabla del promedio empieza a acechar. Lo dijo el entrenador tras el partido ante Estudiantes: ante Defensa será una final. ¿Cuánto margen queda?

Compartir esta nota en