Pasión Paternal

Ahora, vamos por más


12 de septiembre de 2015

Pasión Paternal - @pasionpaternal

Argentinos le ganó a Chicago 2-1 jugando un muy buen segundo tiempo, aseguró la permanencia seis fechas antes y ahora se enfoca en su objetivo original: terminar entre los equipos que competirán en la Liguilla Pre Sudamericana.

Click en la foto para ampliar

Argentinos dio en Mataderos un paso más hacia la mejoría y sumó tres puntos más para empezar a acomodarse en la tabla, aunque por una mala respuesta de Gabbarini, la tarde podría haber terminado con sabor amargo otra vez, como resultó la visita a Banfield. Pero esta vez hubo tiempo para reaccionar y hacer que el resultado final sea justo para empezar a pensar en el verdadero objetivo del club en este 2015.

El partido comenzó favorable para el Bicho, porque en uno de los primeros avances Leandro Navarro puso el 1-0 en la segunda jugada de un córner. La Bomba quiso volver a meter el centro, desde bastante lejos y con su pierna izquierda, la pelota, que venía con mucha rosca, picó en el área chica se metió en el palo más lejano de Tauber, sin que nadie la tocara. Los minutos que siguieron al gol encontraron a Argentinos manejando bien la pelota, pero de a poco se empezó a retrasar y el travesaño y Gabbarini salvaron al Bicho del empate.

En el complemento el equipo de Gorosito levantó su nivel cada vez que tuvo la pelota y pudo haberlo liquidado a partir de los espacios que dejaba Nueva Chicago, un equipo muy pobre que sólo estaba en partido por lo corto del marcador. No estiró la ventaja a tiempo Argentinos, incluyendo un desperdicio de contraataque de dos hombres del Bicho contra uno del Torito en la que Cabral decidió mal. Y a los 30, Gabbarini tuvo una respuesta insólita tras un tiro libre del local, quiso tirarse con los pies en vez de volar para sacarla con las manos, y los de Forestello encontraron el empate. 

Demasiado premio era para el local, pero Argentinos tenía en cancha a la figura del partido, que a los 36 se encargó de volver a poner las cosas en su lugar. Buen desborde de Garré -cada vez rinde mejor- y Cabral tuvo la lucidez para tomarse un tiempo más en el área y definir por abajo de Lanzillota.

Definitivamente ha quedado atrás la mala racha y Pipo encontró la estabilidad. Para destacar aún más el triunfo: faltaron tres de los jugadores más importantes de Argentinos: Ledesma, Lenis y Rinaldi. La posible lucha por la permanencia quedó totalmente descartada, y en las fechas finales el Bicho ira por la pelea del ingreso a las copas. Quién dice que, siguiendo la línea de mejoría en estos últimos partidos, el año no termine con una pequeña alegría, inesperada hace un par de semanas.

Compartir esta nota en