Pasión Paternal

"Abusamos del pelotazo"


05 de noviembre de 2017

Alejandro Giordano - @alegiordano11

Paso en falso en Quilmes. Argentinos no lo hizo bien ante Estudiantes de La Plata, que le ganó 1-0 con un gol de pelota parada. Más allá de errores arbitrales, la producción del equipo fue baja y el planteo no resultó. Así lo analizó Alfredo Berti, quien probó a Leonardo Pisculichi de entrada y le dio minutos a Iván Colman.

Click en la foto para ampliar

"Fue un partido muy parejo en todos los sectores de la cancha. Lo estábamos llevando bien hasta que nos convirtieron de pelota detenida, en el inicio del segundo tiempo. Sabíamos que nos podía lastimar por esa vía, y así sucedió. Fue un partido de detalles. El empate era justo, pero el fútbol son goles", comenzó analizando Alfredo Berti, tras su tercera derrota como DT de Argentinos, aunque su equipo venía de una racha de cinco juegos sin perder.

Con Nicolás González lesionado, Damián Batallini ingresó y Braian Romero fue de 9. La otra variante fue la inclusión de Leonardo Pisculichi como titular. "Busqué sorpresa, ser más ofensivo y buena pegada de pelota, y un remate dio en el palo. Lo hizo bien, partido correcto", contó y juzgó el DT del Bicho, quien también le dio minutos en el segundo tiempo a Iván Colman, quien "entró bien".

Dejando de lado los fallos arbitrales (mano en el área tras tiro libre de Pisculichi, falta de Schunke a Laso en el gol y la no expulsión de Fernández por plancha a Montero), Berti evidenció que la estrategia pensada para el partido no resultó. Específicamente en el trato de la pelota, en el inicio de las jugadas. "En los últimos 20 minutos, tuvimos la pelota, fuimos por abajo. Por momentos abusamos del pelotazo, y eso no nos favorecía porque el rival tenía muchos jugadores de altura. Era un partido para resolver por las bandas, tendríamos que haber tenido más la pelota. Tuvimos chances muy débiles", consignó.

Una derrota. No es el fin del mundo. Hay días malos. En la vida, y en el fútbol por supuesto que también. El técnico intentó ver el lado positivo en medio del pesimismo y la bronca que genera una derrota por apenas un gol y de pelota parada, en un partido tan cerrado: "Cosechamos más del 50% de los puntos, pero hay que seguir: cada partido es una final. Quedan cuatro partidos para seguir intentando estar en el tercio superior de tabla".

Compartir esta nota en